También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los estatutos de la Fundación Caja Navarra serán remitidos al Ministerio de Economía

El Gobierno de Navarra ha acordado remitir al Ministerio de Economía los nuevos estatutos de la Fundación Caja Navarra, entidad que estará regida por un patronato de nueve miembros y que tendrá como finalidad el progreso social, económico y cultural de su Navarra, para lo cual fomentará y financiará actividades y obras sociales.

El Gobierno de Navarra ha acordado en su sesión de este miércoles remitir al Ministerio de Economía los nuevos estatutos de la Fundación Caja Navarra, entidad que estará regida por un patronato de nueve miembros, formado por personas independientes de reconocido prestigio, cuya labor no será retribuida y estará sujeta a un código de buen gobierno que garantice la ética, transparencia y rendición de cuentas. La fundación tendrá como finalidad el progreso social, económico y cultural de su Navarra, para lo cual fomentará y financiará actividades y obras sociales en una "amplia y variada" relación de sectores científico, sanitario, cultural, social, medioambiental, deportivo y de cooperación al desarrollo, entre otros, según ha destacado el Gobierno foral. Además, contará con el dinero procedente de los dividendos cobrados por la participación en el accionariado de Caixabank y con unos siete millones de euros aproximadamente procedentes del 50% de la obra social que La Caixa destine a Navarra cada año. La nueva entidad mantendrá el protectorado público por parte de la Administración de la Comunidad foral y la condición de entidades fundadoras del Gobierno de Navarra y del Ayuntamiento de Pamplona. Y pasará a denominarse Fundación Caja Navarra y se configura como una fundación privada, sin ánimo de lucro y de carácter especial, que procede de la transformación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Navarra, cuyo patrimonio se destinará a los fines que se detallan en los estatutos. EL PATRONATO El Patronato se configura como el máximo órgano de gobierno, administración y representación de la fundación y estará formado por nueve patronos. La duración del cargo es de cuatro años y se prevé una sola reelección. Se fija también un riguroso régimen de incompatibilidades, entre las que destacan las de desempeñar cualquier cargo político electo en la Unión Europea, el Estado, las comunidades autónomas, la Comunidad foral o las entidades locales; ocupar un puesto de alto cargo en la administraciones navarra, estatal o local, o en cualquiera de las entidades del sector público, de derecho público o privado, vinculadas o dependientes de ellas; y ocupar cargo ejecutivo o directivo en partido político, asociación empresarial o sindicato. Los Estatutos establecen como novedad un Código de Buen Gobierno, que recoge las premisas de ética, transparencia y rendición de cuentas. Este Código regulará los deberes de los patronos; principios y reglas de actuación; conflicto de interés; responsabilidad de los patronos; prohibición temporal de ejercer cargos retribuidos en la Fundación; publicidad y transparencia; auditoría de cuentas y otros controles; e informe anual de gobierno corporativo.

Lo más visto