También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Noche'

Sara Andrés: “Prefiero no tener pies y saber a dónde voy, que tenerlos y estar perdida”

Ese es el lema de una mujer que con 25 años y por un accidente de tráfico, perdió las dos piernas y ahora es una deportista paralímpica que ha logrado entre otras cosas las medallas de bronce en 400 y 200 metros lisos en los mundiales de Londres.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Sara Andrés era una joven inquieta. No dudaba en subirse a los árboles y hacer piruetas para ser ágil y fuerte y ganarse la admiración de los demás. Esa inquietud la llevó por el camino del deporte y comenzó haciendo kárate y luego tenis y hasta frontón en su pueblo. Luego siguió la hípica y más tarde…

Sara ha dicho que tras su accidente aprendió a ver la parte positiva a las situaciones negativas, pero los primeros meses lo pasó mal: ‘El primer shock es brutal, sientes mucha tristeza, ansiedad, piensas que el mundo se acaba y pasas un tiempo largo de duelo, en mi caso duró aproximadamente seis meses’. Sus principales apoyos durante los nueve meses que estuvo en silla de ruedas fueron su familia y sus amigos, pero llega un momento en el que se das cuenta de que la vida le daba una segunda oportunidad para construir tu futuro. Es cuando decide que lo que quiere es correr: ‘Cuando mi vida fue tomando forma, apareció otra necesidad. La de sentirme libre, no solo emocionalmente sino físicamente. Dejar atrás las limitaciones. Quería sentirme ligera, autónoma y útil. Y visualicé que quería correr, que quería sentir el aire en mi cara. Sentirme ágil”

Le faltaban las dos piernas y correr no iba a ser sencillo porque necesariamente tenía que acudir a unas prótesis y sus médicos y psicólogos no estaban de acuerdo.

Lo de las prótesis fue bien y desde que las usa, ha probado más deportes que antes del accidente: ‘He probado padel, kitesurf, surf, ciclismo, paracaidismo, natación, bailes de salón, y he vuelto a montar a caballo’

Todavía necesita a tu psicólogo cuando hay alguna recaída y otro de los grandes retos fue perder el miedo a enseñar las prótesis, sobre todo a tus alumnos de primaria.  

Además Sara tuvo otro momento complicado que estuvo a punto de impedirte ir a los paralímpicos de Río de Janeiro por un cáncer de tirídes del que no solo se recupero, fue a Brasil y quedó quinta en la prueba de 400 metros

Sara Andrés es además embajadora de una empresa que se dedica a mejorar la movilidad de las personas que se llama Ossur y es líder en ortopedia no invasiva. Su próximo reto son los europeos de Berlín y los próximos juegos paralímpicos.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado