También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'La Noche'

¿Pueden hackear mi coche?

En el mundo de la piratería informática no solo hay que tener cuidado con los ordenadores y los móviles. Vivimos en un mundo donde estamos permanentemente conectados, y por ese motivo incluso tu coche podría ser un objetivo de los hackers a través del bluetooth un simple USB. Cuidado, porque las unidades de control electrónico de sistemas como el airbag, la dirección, los frenos, o los smartphones conectados al automóvil, podrían verse afectados.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

                             

Así lo ha informado la Dirección General de Tráfico. Según los expertos todos los coches que dispongan de Internet son vulnerables de fuera hacia dentro y debemos hacer caso omiso a las redes WiFis abiertas: “No debemos conectarnos a WiFis abiertas porque en definitiva el coche se puede actualizar a través de esta conexión y esos datos tienen un conector que permite controlar a través de un ordenador qué es lo que le pasa al vehículo”, asegura Jordi Serra, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universidad Abierta de Cataluña en ‘La Noche de COPE’. Otro de los problemas a los que se enfrenta un conductor que disponga de Internet en su vehículo es que no tiene control sobre esa red, lo que conlleva no poder protegerse de un posible ataque. A todo esto hay que añadir la falta de privacidad. Disponer de Internet en tu coche, ya sea a través de WiFi o 3G puede dejar al descubierto cierta información que no desees que se sepa, como ejemplo dónde estamos, a qué velocidad circulamos o cuánta gasolina hemos gastado.

Es importante que dejemos claro qué información queremos dar y cual no a la empresa que nos ofrezca la conexión a Internet dentro de un vehículo. Detrás de todo esto siempre hay muchos intereses económicos. No hay que sentirse inseguro, simplemente saber a lo que nos estamos exponiendo cuando entramos en un coche y nos conectamos a su red WiFi. Ten en cuenta que la mayoría de los ataques suelen hacerse vía bluetooth o a través de un dispositivo USB.

Lo más visto