También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Tiantian, el “bebé milagro” de China, nace cuatro años después de la muerte de sus padres

La pareja había congelado los embriones, que han sido usados por los abuelos en una “madre de alquiler” en Laos

Tiantian, el “bebé milagro” de China, nace cuatro años después...
 BJ NEWS
  • Pablo M. Díez

Tags

Shen Jie y Liu Xin, una pareja china, se estaban sometiendo en 2013 a un tratamiento de reproducción asistida porque la esposa no podía tener hijos. Justo cinco días antes de que a la mujer le inyectaran los embriones fecundados, la pareja murió en un accidente de tráfico. Cuatro años después, su hijo nació el pasado mes de diciembre, según informa el periódico “Noticias de Pekín”.

Tan milagrosa historia ha sido posible gracias al empeño de los abuelos, que libraron una larga batalla legal para quedarse con los embriones congelados, guardados por el hospital de Nankín (Nanjing), en la provincia costera de Jiangsu. Tras conseguirlos, han podido por fin cumplir su sueño de ser abuelos. Su nieto Tiantian, que en mandarín significa “Dulce”, vino al mundo el pasado 9 de diciembre gracias a una “madre de alquiler”.

Como la gestación subrogada en el vientre de otra mujer está prohibida en China, los abuelos tuvieron que acudir al vecino Laos, donde está floreciendo este legal pero oscuro mercado tras su prohibición en otros países de Asia, como Tailandia, Camboya y Nepal. Allí encontraron a una mujer que, por un precio que no se ha desvelado, estaba dispuesta a ser el “vientre de alquiler” donde inyectar los embriones de su nieto.

Pero los abuelos se encontraron con otro problema porque ninguna aerolínea les permitía enviar por avión dichos embriones, conservados en unos termos de nitrógeno líquido. Para llevarlos hasta Laos, no tuvieron más remedio que hacerlo por carretera, un viaje de miles de kilómetros.

Una vez solventada esta cuestión, los abuelos se las ingeniaron para que el bebé naciera en China. Para ello, consiguieron un visado de turista para la “madre de alquiler”, que dio a luz en un hospital privado de la ciudad sureña de Cantón (Guangzhou). Durante quince días, el niño fue sometido a pruebas de ADN para compararlo con el de sus cuatro abuelos y obtener así la nacionalidad china.

“Está siempre sonriendo. Sus ojos son como los de mi hija, pero se parece más al padre”, ha explicado al periódico “Noticias de Pekín” la abuela, Hu Xingnian. Cuando se les pase la alegría que les ha traído este nieto, a los abuelos no solo les quedará la dura tarea de educarlo, sino también de contarle que nació cuatro años después de la muerte de sus padres. “Mientras tanto le diremos que su padre y su madre viven en el extranjero. Pero le contaremos por supuesto lo que ha pasado”, declaró al citado diario el abuelo, Shen Xinnan. Mientras llegue ese día, los cuatro abuelos serán los padres del pequeño Tiantian, el “bebé milagro” de China.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado