También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CRISIS CATALUÑA VELA (Previsión)

Suspendida la Barcelona World Race a causa de la "inestabilidad política"

Los organizadores de la Barcelona World Race de vela han anunciado hoy la suspensión del evento en 2019 ante las dificultades para encontrar patrocinio por la inestabilidad política, una circunstancia de la que el Ayuntamiento ha culpado al Gobierno y que la oposición ha achacado al "procés" y a la gestión de la alcaldesa, Ada Colau.

  • Agencia EFE

Los organizadores de la Barcelona World Race de vela han anunciado hoy la suspensión del evento en 2019 ante las dificultades para encontrar patrocinio por la inestabilidad política, una circunstancia de la que el Ayuntamiento ha culpado al Gobierno y que la oposición ha achacado al "procés" y a la gestión de la alcaldesa, Ada Colau.

El patronato de la Fundación Navegación Oceánica de Barcelona (FNOB) ha informado hoy de la suspensión de esta regata de vela, que tenía prevista su salida en enero de 2019, ante las dificultades para encontrar patrocinio para costear el evento.

En un comunicado, la FNOB asegura que en esta decisión ha influido, en especial, "el clima de indefinición institucional y falta de estabilidad política que vive nuestro país en este último año".

El patronato también ha explicado que la prórroga de los presupuestos del Estado en 2016, con su consecuente atraso de la consideración de este evento como uno de "excepcional interés público" y su exención fiscal, dificultó conseguir patrocinios en el plazo estipulado.

Además, la fundación dice que ha generado "incertidumbre" en el mercado del patrocinio las informaciones aparecidas en relación con el impacto previsto en los presupuestos generales del Estado "de los acontecimientos de especial interés público, y el cambio de criterio en la utilización de los soportes publicitarios por parte del Ministerio".

La cancelación de la próxima edición de la regata, que se celebra desde 2007, ha generado las reacciones de los diferentes grupos municipales, que han coincidido en lamentar la suspensión del evento, por el impacto que este supone para la ciudad de Barcelona y han pedido responsabilidades al gobierno municipal.

El presidente del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández, lo ha atribuido a "la inestabilidad, fruto del proceso independentista, y a Colau", y ha emplazado al gobierno municipal a trabajar para que "se reconsidere la decisión".

En la misma línea, la concejala de Cs Marilén Barceló ha acusado al gobierno municipal de "no potenciar los acontecimientos deportivos" y ha pedido la comparecencia del responsable de deportes del Ayuntamiento "para que explique en la próxima Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deporte lo que ha pasado".

El presidente del PSC en el Ayuntamiento, Jaume Collboni, también ha cargado contra la falta de liderazgo el gobierno de Colau y ha asegurado que la alcaldesa "ha aprovechado para boicotear el evento y dictar sentencia de muerte al proyecto de la World Race".

Por otro lado, la presidenta del PDeCAT y aspirante a alcaldable por Barcelona, Neus Munté, ha culpado al gobierno de Colau de haber perdido "otra oportunidad" para "proyectar" Barcelona al mundo con la World Race.

El presidente del grupo municipal de ERC, Alfred Bosch, ha considerado que esta suspensión saca a la ciudad del mapa internacional de este tipo de eventos, y ha dicho que "no se puede dedicar dinero público" a hacer campañas para promocionar Barcelona "y después suspender acontecimientos que son campañas que dan la vuelta al mundo".

Ante la petición de responsabilidad de los grupos municipales, el teniente de alcalde Jaume Asens ha asegurado que la decisión de suspender el evento no es del Ayuntamiento y ha responsabilizado al Gobierno y el atraso de los presupuestos del Estado de la cancelación de la edición.

Asens también ha explicado que Barcelona no podía asumir el coste económico tan elevado del evento, que ha situado en no menos de 10 millones de euros, aunque sí que "hizo un aval de un millón de euros".

El gobierno de Colau, según Asens, participó en "decenas de reuniones" con la Fundación "para encontrar una solución" que permitiera celebrar la regata, por lo que ha lamentado la decisión de la FNOB, aunque ha dicho "entender" los motivos.

El teniente de alcalde también ha expresado su voluntad de que la edición de 2022 del World Race se celebre y ha explicado que el gobierno municipal "trabajará para cambiar el modelo económico del evento" hacia un modelo "de financiación sostenible", ya que el formato actual "tiene un coste muy elevado".

Por su parte, la FNOB también mantiene inicialmente los planes para organizar una nueva edición de la Barcelona World Race, que se celebraría en 2022-2023.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado