También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La muerte de un menor eleva a 155 los fallecidos en crisis de Nicaragua

Continúan los disturbios en Nicaragua a falta de acuerdo
Continúan los disturbios en Nicaragua a falta de acuerdo | EFE
  • Redacción COPE
  • Agencias

La muerte de un chico de 15 años tras recibir un disparo en el pecho en la ciudad de León (noroeste) elevó la cifra de fallecidos en los incidentes que vive Nicaragua a al menos 155 personas. La Iglesia Católica ha denunciado la muerte del joven, un monaguillo de 15 años, ocurrida en un ataque sorpresa realizado por "paramilitares" del Gobierno. "Me ha hecho llorar este mensaje que me acaba de llegar. Dios acoja en el altar del cielo a Sandor Dolmus, monaguillo asesinado hoy por paramilitares en León", dijo el obispo Silvio Báez, en sus redes sociales.

El monaguillo se encontraba junto con otros niños y vecinos, cuando los "paramilitares" salieron de una sede del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y dispararon al grupo, dijo el padre de la diócesis de León, Víctor Morales, a periodistas. El jovencito recibió un disparo certero con un arma de alto calibre, en su caso en el pecho, y murió pocos minutos después, relató el sacerdote. El menor era monaguillo de la basílica catedral de la Asunción León, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La Iglesia Católica actúa como mediadora en el diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que aglutina a empresarios, sociedad civil, estudiantes y campesinos de Nicaragua.

Entre los afectados por la violencia pertenecientes a la Iglesia figuran secuestrados, así como sacerdotes y obispos amenazados de muerte, por alojar en las parroquias a las personas que huyen de la Policía Nacional y fuerzas "parapoliciales" que disparan a la población en Nicaragua, en medio de protestas contra el presidente Daniel Ortega. Durante casi dos meses Nicaragua ha vivido la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años de 1980, con Ortega también como presidente. Las protestas contra Ortega y Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción. 

Lo más visto