También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TRIBUNAL CUENTAS

Marca España replica al T.Cuentas y sólo coincide en pedir presupuesto propio

La Oficina del Alto Comisionado para la Marca España ha respondido a las conclusiones del informe de fiscalización al que le ha sometido el Tribunal de Cuentas, con el que sólo coincide en la necesidad de que el Gobierno le dote de presupuesto propio para poder realizar su trabajo.

  • Agencia EFE

La Oficina del Alto Comisionado para la Marca España ha respondido a las conclusiones del informe de fiscalización al que le ha sometido el Tribunal de Cuentas, con el que sólo coincide en la necesidad de que el Gobierno le dote de presupuesto propio para poder realizar su trabajo.

Según el documento de alegaciones presentado por la oficina de la Marca España, ni su director, ni el alto comisionado del Gobierno deben ser considerados como "altos cargos", por lo que no están sujetos a las obligaciones que determina la ley y cuyo "incumplimiento" cuestiona el Tribunal de Cuentas.

Marca España también considera que el órgano de control no ha sabido comprender que su papel es el de "coordinar las acciones que desarrollan actores públicos" como el ICEX, Turespaña y otros departamentos de ministerios como el de Economía, Cultura o Exteriores.

En cuanto a la colaboración con personas o entidades privadas, que el Tribunal de Cuentas cuestiona por la falta de convenios firmados y el escaso control de las acciones que se realizan, Marca España argumenta que se trata de iniciativas en las que personas, empresas o instituciones "convencidas de la necesidad y utilidad de promover la imagen de España han colaborado de forma desinteresada (...) sin contraprestación alguna".

Marca España responde así a las principales objeciones que el Tribunal de Cuentas destaca en su informe de fiscalización publicado la semana pasada.

Tras analizar detalladamente la actividad, gastos, funcionamiento y métodos de control y rendición de cuentas de la Oficina del Alto Comisionado, el Tribunal ponía de manifiesto que la escasez de documentación y detalle que la oficina había remitido "impide que se pueda comprobar la realidad de los servicios prestados y la naturaleza de los mismos".

Así, el Tribunal cuestiona que los planes anuales de Marca España destaquen como "objetivos generales que carecen de acciones concretas y medibles" tales como "mejorar nuestra imagen" en determinados países, "promoción de la lengua española" o "promoción de la internacionalización de nuestras empresas".

"Su seguimiento es prácticamente imposible pues no se establecen indicadores que permitan medir su consecución", dice el Tribunal, que además observa que "la práctica totalidad de las líneas de actuación previstas no depende de la acción del Comisionado, ni en su planificación ni en su impulso ni en su consecución".

Tampoco ha desarrollado Marca España un sistema propio de indicadores de gestión que permitan conocer el grado de éxito o eficacia de las medidas y programas realizados, y utilizan informes de organismos independientes para medir la evolución de la imagen de España en el exterior.

Marca españa replica que se trata de una forma de evaluar basado en informes realizados por observadores objetivos e independientes, lo que además permite solventar las dificultades que implican el no contar con presupuesto propio, único punto en que están de acuerdo con el análisis que realiza el Tribunal de Cuentas.

Lo más visto