También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Georgia (EE.UU.) ejecuta al asesino de un guardia de prisiones

Desde que el Tribunal Supremo reintrodujo en 1976 la pena de muerte, en EE.UU. han sido ejecutadas 1.475 personas, 72 de ellas en Georgia

Butts fue el segundo ejecutado este año en Georgia y...
  | EFE
  • Redacción COPE
  • Agencias

El estado de Georgia (EE.UU.) ha ejecutado a Robert Earl Butts, un afroamericano que fue condenado a la pena capital por asesinar en 1996 a un guardia de prisiones fuera de servicio. A Butts, de 40 años, le declararon muerto a las 21.58 hora local (01.58 del sábado GMT) tras recibir una inyección letal en la prisión de Jackson, según notificó el Departamento Correccional de Georgia. Butts fue ejecutado por el asesinato en 1996 de Donovan Corey Parks, un guardia de prisiones que tenía 25 años. El jurado que lo condenó a muerte consideró probado que la noche del 28 de marzo de 1996 Butts y su cómplice Marion Wilson -también condenado a muerte- fueron "en busca de una víctima" a los almacenes Walmart de Milledgeville, al sureste de Atlanta.

Los fiscales acusaron tanto a Butts como a Wilson de ser miembros de la banda Folk Nation. Butts y Wilson coincidieron en los almacenes con Parks, que había ido a comprar comida para su gato, jabón y cacao y el hoy ejecutado le pidió al que sería su víctima el favor de llevarles a él y a su amigo con su vehículo. Unos 15 minutos después de subirse al vehículo, Parks recibió un disparo en la cabeza. La investigación no logró esclarecer quién de los dos disparó a Parks, por lo que los fiscales acusaron a ambos de ser los autores materiales del asesinato. Después de dispararle, Parks y Butts abandonaron boca abajo el cuerpo sin vida de Parks y condujeron con el automóvil robado de la víctima hasta Atlanta con la intención de venderlo, aunque no lo lograron y terminaron por quemarlo.

Las autoridades les detuvieron cuatro días después del crimen. Wilson, su cómplice, sigue a día de hoy en el corredor de la muerte litigando su condena. Antes de la ejecución de hoy, el estado de Georgia le sirvió a Butts una última cena a su gusto, que incluyó una hamburguesa con beicon y queso, un filete de costilla, palitos de pollo y papas fritas; un pastel de queso de postre y una bebida de fresa. Butts fue el segundo ejecutado este año en Georgia y décimo en Estados Unidos. Desde que el Tribunal Supremo reintrodujo en 1976 la pena de muerte, en EE.UU. han sido ejecutadas 1.475 personas, 72 de ellas en Georgia.

Lo más visto