También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PP RAJOY

El PP, a la espera de lo que decida Rajoy mientras prepara una dura oposición

Los dirigentes del PP aguardan expectantes el mensaje que mañana les transmitirá Mariano Rajoy tras haber perdido el Gobierno, y, mientras se especula sobre las decisiones que pueda tomar el líder, el partido se prepara ya para ejercer una dura oposición al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

  • Agencia EFE

Los dirigentes del PP aguardan expectantes el mensaje que mañana les transmitirá Mariano Rajoy tras haber perdido el Gobierno, y, mientras se especula sobre las decisiones que pueda tomar el líder, el partido se prepara ya para ejercer una dura oposición al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Rajoy reúne mañana, por primera vez tras la moción de censura que le sacó de la Moncloa, a los dirigentes y barones regionales de su partido en el Comité Ejecutivo Nacional previsto para el mediodía.

La cita servirá, en principio, para hacer un primer análisis de lo ocurrido, y muchos esperan que Rajoy deje también clara la hoja de ruta del partido para los próximos meses.

Esperan al menos que el expresidente del Gobierno les diga si tiene intención de seguir al frente del partido o si quiere liderar una transición que lleve, como han apuntado varios dirigentes consultados por Efe estos días, a un congreso extraordinario para renovar el liderazgo.

Y mientras se especula sobre lo que quiere hacer Rajoy, el partido tiene claro que la suya va a ser una oposición dura. "Dura e implacable salvo en los asuntos de Estado", como ha apuntado a Efe un dirigente nacional.

Prueba de ello ha sido el anuncio este mediodía de que el PP retrasará el debate presupuestario en el Senado para incluir enmiendas a sus propios Presupuestos.

La justificación oficial de los populares, que ha dado el portavoz en el Senado, José Manuel Barreiro, es que ahora que se han "liberado" de sus compromisos sobre las cuentas aprobadas en el Congreso pueden intentar cambiarlas para "mejorarlas" en pro del interés general.

Pero no niegan en el partido de Rajoy que con esta maniobra no sólo quieren ver al PNV tratando de recuperar en el Congreso alguna inversión que se enmiende en el Senado. También buscan que otros partidos se retraten cuando determinadas enmiendas del PP se debatan en la Cámara Alta y, sobre todo, cuando vuelvan al Congreso y tengan que votar para tumbarlas.

Las enmiendas de los Presupuestos ha sido la primera gran decisión del PP como partido de la oposición, pero quedan muchas por delante, y como han recordado estos días varios dirigentes, el partido se tiene que reorganizar para afrontar esta nueva etapa.

Empezando por el grupo parlamentario, donde hay que reubicar a los miembros del Ejecutivo de Rajoy. No se descartan por tanto cambios en la dirección del grupo e incluso de portavoz, y algunos apuntan ya a la todavía vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría.

Varios barones regionales consultados por Efe ven acertada esa posibilidad, como también la entienden muchos diputados, aunque haya habido quien hoy mismo ha arremetido contra la vicepresidenta.

Así lo ha hecho el exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien ha señalado que Sáenz de Santamaría no es su candidata para suceder a Rajoy y ha asegurado que hará lo posible por impedir que sea portavoz parlamentaria.

En cualquier caso, está en manos de Rajoy decidir si propone a Sáenz de Santamaría como portavoz o si hace los cambios que considere en el grupo para preparar el grupo parlamentario ante este nuevo periodo.

Todos los dirigentes populares que han hecho declaraciones públicas sobre este momento han coincidido en que Rajoy es libre para tomar las decisiones que considere oportunas, tanto sobre su futuro como sobre el del partido.

Pero en privado muchos insisten en que antes o después el PP tendrá que asumir un cambio de ciclo y apuestan por que antes de que acabe el año haya congreso extraordinario con cambio de liderazgo.

Y cada vez son más los que coinciden que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, es el que despierta más consenso.

Lo más visto