También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Echan de un restaurante a un niño de 3 años sin brazos por comer con los pies

Echan de un restaurante a un niño de 3 años...
Imagen de William Bancroft | Facebook Alexis Bancroft
  • COPE.ES

Alexis Bancroft, madre de un niño de 3 años que nació sin brazos en Arkansas, ha denunciado la reacción que tuvo un restaurante conocido como IHOP con su hijo. Literalmente, le echaron por comer con los pies. El gerente del local se negó a permitir que su hijo se sentara en una mesa y comiera con los pies.

William aprendió a comer con los pies y es la forma que tiene de hacerlo, al no disponer de brazos para poder ayudarse. Un fin de semana, Alexis y su esposo llevaron a su hijo a comer al IHOP de Hot Springs para desayunar tortitas.

"Cuando llegamos allí, le llevé al baño y le lavé los pies para que pudiera comer", dijo la madre en un medio durante una entrevista en una televisión estadounidense. Cuando llegó el gerente la madre le dijo: “¿Le preguntas a todos tus clientes si se lavaron las manos antes de tocar el sirope para las tortitas?”.

La madre asegura que tanto ella como su familia están profundamente ofendidos y en aquel momento inmediatamente abandonaron el restaurante. El gerente "fue quien discriminó a mi hijo por tener una discapacidad física", dijo Alexis. "Todo lo que quería eran unas tortitas".

En una publicación de Facebook eliminada desde entonces, Bancroft compartió la historia de su experiencia en el restaurante con sus seguidores.

El gerente se acercó a ella y se disculpó, diciendo que todo había sido un malentendido. Sin embargo, Bancroft dijo que el incidente tuvo un impacto importante para su hijo: "Al día siguiente, no quería sentarse en la mesa para comer. Quería sentarse en una silla, y así no puede comer", dijo. "Otras personas pueden pensar que no es gran cosa, pero este es mi hijo. Soy su madre, y no van a tratar a mi hijo así".

"Soy su madre, y no van a tratar a mi hijo así "

En una declaración de la corporación, el presidente de IHOP, Darren Rebelez, se disculpó públicamente:

“IHOP y nuestros franquiciados no toleran acciones que sean o aluden a la discriminación. El encargado ha estado en contacto con la familia para expresarle sus más sinceras disculpas y continuará en comunicación con ella para resolver el problema. Además, la franquicia también capacitará a los miembros de su equipo para garantizar que se brinde a todos el nivel de servicio de IHOP, especialmente con respecto a los huéspedes con discapacidades. Durante 60 años, IHOP y nuestros franquiciados se han esforzado por crear una experiencia gastronómica cálida y hospitalaria para todos los huéspedes, y este incidente no refleja ese compromiso continuo”.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado