También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cómo penalizan los países de Europa los delitos de menores

Las edades mínimas penales varían considerablemente, desde los 7 años en Suiza hasta los 18 en Bélgica 

Un matrimonio de ancianos, de más de 80 años, fue...
Un matrimonio de ancianos, de más de 80 años, fue asesinado a manos de dos menores en Bilbao | EFE

Tags

Los recientes sucesos ocurridos en Bilbao han vuelto a sacar encima de la mesa en España el debate sobre la edad en la que el menor es considerado penalmente responsable de los delitos que haya podido cometer. Sin embargo, en los diversos sistemas judiciales de menores europeos hay diferencias considerables en el rango de edad, además de curiosas. 

ESPAÑA

En nuestro país, la ley establece y fija en 14 años la edad para poder exigir responsabilidades penales. La última Ley de Menor aprobada en España es del año 2000. En este sentido, es muy clara y señala que la edad penal surge a partir de los 14 años. Cualquier edad anterior es inimputable, es decir, puede cometer cualquier tipo de delito o altercado, pero penalmente no se le puede exigir nada.

ITALIA

El código penal de Italia delega su competencia a los tribunales de menores del país en todos los casos relacionados con menores de 18 años de edad. Sin embargo, más adelante, en su elenco de artículos, señala la edad de 14 como mínimo, y declara inimputables a los menores que no hayan alcanzado esa edad. Dependiendo del caso y su gravedad, se toma una decisión u otra, aunque esté fijada en 14 años.

FRANCIA

En el país vecino, la edad mínima está fijada en 13 años. Curiosamente, no existe un código concreto que regule el comportamiento de los menores. De hecho, se toman y se aplican la mismas medidas y penas que a los propios adultos. La letra pequeña señala que existe, en el caso de los menores, una considerable atenuación que con los adultos no se da. Ahora mismo, está prohibido por ley detener provisionalmente a un menor de 16 años, aunque se les puede retener para interrogarles.

ALEMANIA

Respecto al país germano, el tema de los menores es un poco más complejo que los otros sistemas europeos. En Alemania existe el Derecho Penal Juvenil, que se divide en tres partes. El primero y más leve es el de los 14 años. Forman parte de los "impúberes", y se les tiene en cuenta como incapaces de culpa, y no se les puede iniciar un proceso penal. En el segundo -que incluye otra categoría dentro-, los menores empiezan a ser penalmente imputables a los 14 años de edad hasta los 17, aunque dependiendo del caso. El otro, y este es el más peculiar, se fija como semiadultos. Es decir, entre los 18 y los 20 años. Pero siguiendo la ley alemana, al tratarse de jóvenes -a pesar de alcanzar o superar la mayoría de edad-, se les tiene que estudiar durante la comisión del delito si eran plenamente responsables de sus actos o si tenían cierto nivel alcanzado de madurez. Si no, podrían ser exculpados.

INGLATERRA

En Inglaterra, está fijada la edad penal entre los 10 y los 17 años. La función del Tribunal de Menores se circunscribe únicamente entre ese compendio de edades. Aunque es estimativo, el caso inglés es muy semejante al alemán. Entre los 10 y los 14 años son considerados niños, entre los 15 y 16 años son jóvenes, y entre 17 y 20 años son cuasi adultos. Respecto a los primeros, hay que demostrar psicológicamente que eran conscientes de que estaban obrando mal. Pero, a partir de ahí, ya se considera que tienen conociemiento pleno de las circunstancias y del delito que están cometiendo. Si fuera más complicado el caso, se estudiaría en profundidad si el joven era consciente de su mal hacer.

BÉLGICA

En el caso de Bélgica, si lo comparamos con el resto de países europeos, es el que fija, con diferencia, la mayor edad para acusar penalmente a un menor, que es a los 18 años. Incluso al alcanzar la mayoría de edad, no es considerado penalmente responsable de sus actos, cosa que en otros países no ocurre. A partir de los 12 años, hasta los 18, sea el que sea el delito que cometan, tendrán un régimen especial educativo para corregir la conducta delictiva, pero jamás se le abrirá un juicio penal.

HOLANDA

En Holanda es considerado legalmente que un menor de 12 años no tiene capacidad real para cometer un delito. De ninguna manera puede gestionarlo previamente la policía, ni se le puede abrir causa. Directamente, se remiten estos casos a servicios sociales, aunque se haya cometido el peor de los crímenes. A través de especialistas y médicos, se tratará a los menores implicados para reconducirlos hacia una conducta positiva. Se suelen tener en cuenta los dramas familiares, los trastornos, los abusos de drogas, entre otros aspectos.

SUIZA

Si antes comentábamos la edad más alta, la de Suiza es todo lo contrario, ya que está fijada en los 7 años. Sí que tiene un régimen especial entre los menores establecidos en las edades de 7 a 14 años, y de 15 a 18 años. Lo habitual en el país suizo es que las medidas aplicadas sean de reinserción. Al igual que en Holanda, se apuesta por especialistas y médicos para reorientar la conducta del menor. Si el caso es extremadamente grave, se tendría en cuenta el internamiento en un centro. 

SUECIA

El caso sueco se sitúa en la media europea, ya que fija la edad mínima de responsabilidad penal en 15 años. Hay un régimen específico hasta los 18 años, pero no varía en exceso respecto al sistema de adultos. El sistema en el resto de países nórdicos es muy similar, con pequeñas modificaciones y matices a la hora de afrontar un caso de delito de un menor. 

Lo más visto