También en directo
Ahora en vídeo
'Herrera en COPE'

"Los hechos (Canal de Isabel II) son de una gravedad asombrosa"

"Señoras, señores, me alegro, buenos días...

El terrorismo ha golpeado París con la muerte de un policía y varios heridos a cuenta de un individuo que ha sido abatido por la policía, que portaba un subfusil y que además era un viejo conocido de la Justicia francesa, fichado por su radicalización islámica. El Daesh ha reclamado este atentado que se produce a tres días de la primera vuelta de las elecciones francesas. 

La noticia, ya les digo, donde nos vamos a seguir entreteniendo a lo largo de este tiempo si sabemos separar el grano de la paja, y luego sobre todo no quedarnos con la paja, es la investigación sobre el desvío de fondos en la gestión del Canal de Isabel II. Esto que ha costado que un presidente la Comunidad de Madrid, que lo fuera, Ignacio González, esté ahora mismo en el calabozo y hoy, sea interrogado por el juez Eloy Velasco.

¿Qué es lo que investigan los juzgados? Si la gestión del Canal de Isabel II se debe a mala gestión o a derivaciones del desvío de fondos para financiar ilegalmente al PP de Madrid o para quedarse dinero los que gestionaban el Canal, incluidas autoridades políticas. Esa es la pregunta. Y en virtud de ello hay un entrecruce de cuestiones con implicación periodística incluida, que merece que cada cosa se ponga en su sitio.  La última noticia es que el juez ha ordenado la detención del consejero de OHL Javier López Madrid, yerno del señor Villar Mir, porque el juez estima, después de que ayer la Guardia Civil registrara las oficionas de OHL, de Indra y de la consultora PricewaterhouseCoopers que esa empresa, OHL, le pagó comisiones millonarias a Ignacio González por la adjudicación de una obra. Aquí de lo que se trata si el tren de Móstoles a Navalcarnero, firmado en el 2007 por un presupuesto de 370 millones, hizo que Ignacio González se embolsara 1.400.000 euros por esa adjudicación. Y además lo hiciera en cuentas suizas. 

Yo les decía lo del grano y lo de la paja porque miren, en este asunto, y además de un juzgado como el de Eloy Velasco, surgen siempre, por tradición, una cantidad de filtraciones en las que es difícil, pero merece la pena hacer el esfuerzo, separar la información de la intoxicación. El que filtra, normalmente lo hace con una intención. Y el que recibe la filtración intenta quitarle el pelo de la dehesa a esa filtración y ver si, efectivamente, responde a algo verosímil o no, si no están tratando de intoxicarte.

Por ejemplo, ¿a qué filtración me refiero? Pues a la filtración que ha desatado la última tormenta política, que es que los fiscales anticorrupción intentaron, según esta filtración, frenar el registro de otra de las empresas en virtud de la cual se han tomado decisiones y además se han realizado detenciones. La empresa es Innasa, la que gestionaba los contratos en Iberoamérica, la que compró una empresa ruinosa en Brasil, etcétera, etcétera, pagando mucho más de lo que valía. ¿Quién la presidía? Rodríguez Sobrino, que está detenido. ¿Y quién es además Rodríguez Sobrino? El consejero delegado del diario La Razón, por el que, supuestamente, interpreta el juez, Francisco Marhuenda y Mauricio Casals, director y presidente de ese periódico, realizaron presiones a Cristina Cifuentes para que no colaborara con la Fiscalía para investigar a Rodríguez Sobrino. Es un lío.

Los criterios del Fiscal Manuel Moix eran criterios jurídicos. Si usted atiende a la filtración parece que es que Manuel Moix es el protector de Rodríguez Sobrino vaya usted a saber porqué. A lo mejor lo es, no lo sé. Pero atendamos al criterio jurídico de Manuel Moix. Primero, los hechos de la empresa Innasa corresponden al 2001 ó 2002. Y lo que temía el Fiscal es que esa investigación se incorporara a una causa general sobre Ignacion González cuando Ignacio González no era presidente de la Comunidad de Madrid. Ese argumenton puede entenderse.

El segundo es que no se llamara a declarar a Marhuenda y a Casals en tanto en cuanto las supuestas afectadas, que eran Cristina Cifuentes y su jefa de prensa no denunciaran que habían sido coaccionadas. Es decir, pregunta "¿a usted le han coaccionado? Sí". Que vengan Marhuenda y el otro. Es lo que decía el fiscal. Claro, atendiendo a la filtración tal cual, parece que es que aquí vamos a tapar las cosas, yo soy Fiscal Anticorrupción, por lo tanto, voy a ayudar a mis teóricos amigos. Seguramente no es así. Los fiscales del caso, Carmen García y Carlos Yáñez lo que pidieron fue la reunión de la junta de fiscales que optaron mayoritariamente por lo contrario. Pues dejemos que los fiscales debatan en términos jurídicos. Salió lo contrario y adelante lo contrario. Pero de eso se hace ya una tormenta política como la tormenta política que nace del hecho de que a lo mejor alguien le dijo a Ignacio González que le estaban espiando.

Si atendíamos a las informaciones de ayer, era un ministro. Luego ya empezó a ser el entorno del Gobierno. Y ahora, lo último que se sabe, lo publica ABC, es que una de las grabaciones que se le realiza a Mauricio Casals, bueno, realmente a Edmundo Rodríguez, tiene constancia de ello una juez amiga de la casa, según dice Mauricio Casals, que avisa a Mauricio Casals, "oye, que están grabando a Rodríguez Sobrino". Casals se lo dice a Marhuenda o a quien se lo tenga que decir. Y eso creen que acaba en conocimiento, porque igual que se lo dijo a Mauricio Casals y a Marhuenda, de Ignacio González. Entonces la Guardia Civil sospecha que Ignacio González tuvo tiempo de destruir documentación.

Le he hecho el símil del grano y de la paja. Era el embajador norteamericano ante la ONU quien dijo esa frase: "Los periódicos norteamericanos son 'magníficos'. Saben separar muy bien el grano de la paja. Lo que pasa que luego se quedan siempre con la paja y tiran el grano". A esa frase me refería. Y en esto hay que esperar, tener un poco de paciencia para ver si la espuma baja y qué hay debajo de la espuma. Vamos a dejar trabajar a los jueces, a los fiscales, vamos a dejar que esto se tome su tiempo, para descubrir todo, porque los hechos son de una gravedad aplastante, asombrosa. Y merece la pena llegar hasta el final.

25 años del primer viaje comercial del AVE. Queridos niños, hubo una vez una España ferroviaria que era muy distinta a esta. De Sevilla a Barcelona tardábamos, el 'Catalán' o el 'Sevillano, depende de dónde lo cogieras -esto parece que le esté contando la Guerra de Cuba, pero es que esto fue hace menos de 25 años-, salíamos de Sevilla a las cuatro de la tarde en un expreso y llegabas a Barcelona a las once y media de la mañana. Y de Barcelona salías a las siete de la tarde y llegabas a Sevilla a la una y media aproximadamente. ¿Se imagina lo que era aquello?

La Alta Velociadd, y además el vector de progreso que supuso la Alta Velocidad, la primera Alta Velocidad entre Madrid y Sevilla, y luego el mapa de la Alta Velocidad, cambió a España. Y luego mucho dinero y que seguramente podían haber sido las cosas de otra manera. Pero hubo que tomar una decisión política y hubo que ser valiente en aquel momento, porque lo más fácil era pensar unamos las dos primeras ciudades españolas, Madrid y Barcelona, con el AVE. Entonces, el AVE al sur no se hubiera hecho como todavía no se ha hecho el de Galicia. Unir Madrid y Sevilla fue una forma de anclar el sur e intentar con un anzuelo rescatar al sur. Lo que pasa que el sur también está gobernado por quien está gobernado y eso hace que al sur le cueste lo que le cuesta. Pero la decisión política de Felipe González fue acertada. Valiente eh, y acertada".