También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
HERRERA A LAS 8

“Puigdemont debe hacerse cargo de sus actos porque quien echa un pulso al Estado, lo pierde”

La marcha a Bruselas del presidente destituido de Cataluña, en el editorial de Carlos Herrera

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

“Señoras, señores, me alegro. ¡Buenos días!

Parece que llegan las lluvias para el jueves, hoy se adelantan un poco en el litoral de Cataluña y Baleares. De momento, cielos despejados y temperatura agradable.

¿Qué tiempo hace en Bélgica? Pues no lo sé pero bien merece en Bruselas, pues tienen cosas agradables, menos las patatas fritas con mantequilla. Es el día para que Puigdemont deje una frase en su pretendida rueda de prensa de las 12 y media. “Catalanes ya no estoy aquí, estoy en otra parte”. 

Todo ese esperpento, una sopa de ganso, no solo se han ido las empresas de Cataluña, también se ha ido Puigdemont. Se fue a Marsella en coche, seguidos por dos coches del CNI, se metió en un avión y directo a Bélgica. A lo mejor, presa de un ataque de pánico. Vaya usted a saber. A ver si se puede quedar allí para darle un poco de épica.

El secreto de esto es que, cuando no hay épica, el relato se desmorona. Esto de votar en secreto en el Parlamento catalán, esto de que no hiciera ningún discurso en el Parlamento después de proclamar la república, que no arriaran la bandera de España de la Generalidad, esto daba a entender que la independencia era un 'fake'.

Tal vez hemos sobredimensionado un poco al enemigo. Se ha ido a Bruselas en secreto, le estaban esperando en su reunión del PDeCAT. Ya veremos si nos confirma si se han ido a entrevistar con los ultraderechistas y a asesorarse por un abogado de ETA, pájaro que dice que en España se tortura y los etarras son presos políticos. Un poco como si lo hubiese escrito el guion Otegui.

De Cataluña se han ido las empresas y hasta Puigdemont”

Ayer supimos que la Fiscalía ha hecho su trabajo. Ha sido severa. A 20 personas les ha presentado una querella por rebelión, sedición y malversación. Tienen que estar encantados el resto de consejeros y Forcadell, que se han quedado con la boca abierta, ellos que han acatado el 155. Y que en cualquier momento pueden ir a la cárcel. Que personajes que provocan que sus seguidores arriesgan la libertad y el patrimonio, y ellos se ponen al refugio. Esto es una tradición de la república catalana que dura unas horas antes de desmerengarse. Hasta dejan de pensar que toda la culpa la tiene Madrid.

Para guinda los partidos independentistas anuncian presentarse a las elecciones que convoca el mismo Estado que ha desmontado el chiringuito. Esto hubiera sido hace tiempo una traición. Esto también, si Puigdemont le dice a un juez que analice su petición, al juez le puede decir se quiere represaliar porque es un exiliado político, y su partido se va a presentar a unas elecciones. '¿Pero qué disparate es este?'.

Se repite como farsa, se va a Bruselas, vía Marsella. Hablamos de individuos que han violado la Constitución, que han chuleado al Tribunal Constitucional, que se pasaron su propio Estatuto por el forro, que despreciaron a los letrados de su propia Cámara, que convocaron un referéndum ilegal, y aun así, algunos consideran que reaccionan los Tribunales de forma violenta. Estos reaccionan con calma y garantía. No establecer ningún tipo de venganza pero si con todo el peso de la ley.

Aquí todo escenario vodevil es posible, los seguidores de la Asamblea Nacional Catalana han protagonizado una butifarrada en la plaza de Vic en apoyo a los que están presos en Soto del Real. Yo si organizara una cosa por la dignidad no lo uniría a las butifarras. La dignidad no se puede organizar con butifarradas. Es que luego han salido los veganos diciendo 'no vamos por la dignidad de los cerdos, estamos por una república vegetariana'. No, no apelen a la dignidad. Organicen una conferencia y lo que quieran pero butifarrada no.

El 155 ha supuesto de momento un bálsamo. Lo decía Marijose Navarro el otro día en la televisión, parecía que esto iba a ser incendiario. Pues no, se han teatralizado las cosas. En lugar de huir a Bélgica, que hoy dará una explicación a los suyos, estos deberían estar a la altura y hacerse cargo de sus actos, decir la verdad a sus ciudadanos, arriesgarte a que te metan en prisión y no a los suyos.

Quédense con esa apreciación, el que le echa un pulso al Estado, lo pierde”.

Lo más visto