También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Herrera en COPE'

"Jordi Sànchez es un mediocre agitador que no puede ser presidente de la Generalitat"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

Es viernes. Es 2 de marzo del 2018. Ahí sigue la borrasca. Dicen que se ha ido lo peor pero va a dejar lluvias durante no pocos días. Muchos días en diversos lugares de España. Viento. Mucho viento. Esto efectivamente tiene un lado de la moneda que consiste en los destrozos que causa, además de las tragedias personales, y cosas que hay que ir reparando poco a poco. Pero también tienen un lado bueno. También tiene un lado bueno. Miren, pues oiga, la lluvia es PIB que cae del suelo aunque no lo parezca. Y el viento también. El viento pone a funcionar los molinillos de las renovables de tal manera que se crea energía e, indudablemente, el recibo de la luz va a bajar. Con tanta lluvia y con tanto viento… Luego también la primavera será muy hermosa, las alergias también lo van a ser, qué les voy a contar. Y la verdura crecerá en el campo y en las ciudades habrá menos contaminación, ¿no? Bueno, pues vamos a consolarnos por ahí.

Dentro de… pues supongo que una hora a partir de las... O ya mismo, el ministro del Interior, Zoido, va esta mañana de marzo a rendir un primer homenaje a... En la sede de ese departamento a las víctimas de los atentados del 11-M se va a plantar un olivo en el jardín del Ministerio, que no crean ustedes que es un jardín interminable. Es un jardín muy pequeño. Allí estará un olivo de manera permanente. Símbolo permanente del recuerdo y memoria a las víctimas del 11 de marzo.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE CARLOS HERRERA DE ESTE VIERNES 2 DE MARZO

Se sigue buscando al niño de Almería. La única buena noticia es que no está en las basas o en los pozos. Alrededor de la casa de Las Negras sí que es cierto que se ha rastreado palmo a palmo, y se va a volver a rastrear palmo a palmo ahora en cuanto amanezca, ya ha amanecido en aquella zona y… Pero cada vez con más angustia. ¿no? Digamos que los protocolos... Hoy cuenta el diario ‘El País’ que los protocolos propios en estos casos… En fin, la policía investiga desde el ámbito más cercano a la familia de la víctima al más lejano, y dentro de ese protocolo han interrogado a un hombre de la zona al que la madre de Gabriel había denunciado por acoso. Pero bueno, nada más. No hay una pista sólida. Incluso la madre, que se teme que alguien tenga al crío, insiste que no se difundan bulos que dificulten la búsqueda. No dejaremos solos a la familia de Gabriel.

Además del temporal, además de todo ello. Miren, interesante sentencia del Supremo ayer. Que el Supremo se dedique a estas cosas… En fin... Que tenga que perder tiempo en esto, ¡bah! Ha exonerado de cualquier culpa, ha revocado la decisión de la Audiencia de condenar a un año de prisión a una twittera llamada Cassandra Vera de peculiar historial por haber subido chistes al Twitter de mal gusto sobre la muerte de Carrero Blanco. Tiene razón en una cosa la sentencia del Supremo. Quiero decir, que es razonable lo que dice. Miren, chistes sobre Carrero Blanco se llevan diciendo 44 años. 44 años. Es una cosa que… Hasta, incluso, la propia familia de Carrero Blanco le quitó importancia a todo ello, ¿no?

Eran chistes malos, pésimos de mal gusto que una persona normal no sube a la red porque no, pero no es… Es decir, es una cuestión reprobable que busca el aplauso virtual fácil pero que penalmente…Es decir, es moralmente reprochable pero no penalmente sancionable, ¿no? Es lo que ha venido a decir en este caso el Supremo. Ahora, claro, aquí vamos a ver porque si los límites... Si no existen estos límites vamos a ver qué argumentos se utilizan para después, cuando algunos también invoquen el sentido del humor cuando hagan algún tipo de crítica de mal gusto sobre esta propia persona. Sobre esta propia persona. En fin, cuáles son los márgenes o no. Estas cosas a lo mejor tienen que solventarse con alguna sanción pero no, desde luego, penalmente con prisión.

Bien, y por lo demás… ¿De Cataluña qué? Pues de Cataluña… La política de la retórica. Lo mismo, no hay nada que hacer, lo de siempre. Lo de siempre. La cronificación del conflicto. Estamos en esa cosa que se llama “vamos a enquistarnos, vamos a crear una fibrosis de este proceso que nos permita seguir entreteniéndonos en todo ello mientras que luego, por otra parte, la calle, la vida continúa y la gente se sigue buscando la vida. Sigue yendo a trabajar, a comprar el pan, a llevar los niños a los colegios… Proyectos hacia delante. A luchar por la supervivencia, a buscarse la pensión, a buscarse la vida. Y nosotros vamos dedicarnos a eso: al humo, a la retórica, a nada, al marearnos, al pasarnos la pelota uno a otro. A la política de declaraciones que es a lo que se dedica toda esa patulea de individuos que pusieron en marcha un proceso que no llevaba a ninguna parte, que el Estado a derrumbado, pero del que ahora quieren seguir viviendo a través de su cronificación.

Ayer se admitió  a trámite en el Parlamento un debate sobre la declaración unilateral de independencia. Sí, otra vez. Lo sé, lo sé. Y sobre el referéndum del 1 de octubre. La Fiscalía tiene que estudiar si fue ilegal ya de por sí admitir el debate. Pero en cualquier caso, políticamente, son ganas de perder el tiempo. Eso no va a ninguna parte. Claro, estudiaron con prudencia no meterse en terminología que les costase algún tipo de susto de prisión a los que tienen que tomar la decisión. La Mesa del Parlamento básicamente y el presidente del Parlamento.

Paralelamente, Puigdemont, el hombre de Waterloo, retiró su candidatura. Dice él, “voy a dar un paso al lado, provisional, provisional” -cómo si eso dependiera de él que fuera provisional o no fuera provisional- para poder investir a otra persona, que en este caso sería Jordi SànchezEse mediocre agitador de currículum… Bueno, muy, muy de los tiempos, ¿no? Muy de los tiempos y que está en prisión. Todo lo que se hizo ayer, tanto en el Parlamento catalán como en Waterloo, es jugar con la libertad de los suyos. Con la libertad de los que están en la cárcel. Es que eso no hace más que reafirmar lo que subraya una y otra vez el juez Llarena, que es que este proceso soberanista no ha acabado, porque insisten en el frenillo una y otra vez. Cronificar el conflicto. Es decir, de alguna manera, quieren seguir viviendo de ese cuento bloqueando el autogobierno porque si no hoy ya podría tener un Gobierno Cataluña con cara y ojos, con mayor o menor acierto, porque conociendo a estos… En fin, los aciertos son cuanto menos discutibles.

Bueno, provisional paso al lado de Puigdemont. Sí, claro, también lo era la retirada de Artur Más. Pero ante estas cosas es evidente que el Estado no puede ceder y vigilar con todas las lupas posibles. Primero cómo se mantiene al que da el paso al lado en Bruselas, y segundo, cuáles son las intenciones, y cuáles son los pasos que van dando todos estos que ahora proponen que sea presidente un señor que está en la cárcel. Y que no va a salir, porque además con hechos como el de ayer la libertad de todos ellos es menos posible. Bueno, cuando se den cuenta de que Sànchez entonces no pueda serlo, ¿a quién nombrarán? ¿A otro que también tenga problemas o mochila judicial a la espalda? Así una y otra vez.

Como les digo, gran homenaje a la ficción. Política de la retórica que nos lleva a pensar que algún día la gente normal a todos estos cuentistas les va a pedir cuentas. Oiga, mientras nosotros nos dedicábamos a trabajar, sufrir los atascos, los despidos, el paro, el buscar trabajo, el sacar adelante a las empresas, el aguantar que otras empresas se vayan de Cataluña, el tener que hacer frente a los costes de la vida diaria… Ustedes se dedicaban al humo, a la retórica, a la tontería, a la nada, a cronificarse, a hacerse quiste, y así pasan los días con sus respectivas noches.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado