También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Herrera en COPE'

"Hay algunos memos de Podemos por ahí diciendo tonterías, pero en Europa saltarse las leyes tiene su precio"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

Es Lunes Santo. Es lunes 26 de marzo del 2018 y suben las temperaturas en prácticamente toda España. En Canarias ya siguen altas, bueno altas, agradables. En Canarias ya viene de fábrica la temperatura agradable. Pero en el resto… Hombre, puede encontrarse con viento y con mucha fuerza en el Valle del Ebro y en Canarias también. Agua: País Vasco, Navarra, Castilla y León, Sistema Ibérico, tal vez Baleares, este de Cataluña, Baleares, litoral gallego… Lo demás… Un día de Lunes Santo que seguramente será pletórico en procesiones y cofradías. Desde luego ayer, el Domingo de Ramos, corrió distintas suertes según en qué lugares, pero vamos... La cosa no fue muy grave porque hubo chubascos en algún momento del día.

Hoy, seguramente, ustedes notan la circulación en las grandes ciudades mucho más agradable. Mucho más agradable. No hay colegio. Hoy hay gente que se lo toma un poco más de feriado, medio de aquella manera, incluido en este programa. Hoy hay gente que está de vacaciones, que se ha desplazado o que está a punto de hacerlo. Total, que el día es el que es y vamos a disfrutarlo.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE HERRERA DE ESTE LUNES 26 DE MARZO

Informativamente es un día muy denso, muy intenso, como lo fue el de ayer. Como les decíamos a las 06:00 de la mañana, cuando comenzaba este programa, hay una frase en catalán que viene muy al pelo para esta situación, ¿no? Para la situación de la que hoy les informamos, "s'ha acabat el bròquil". El bròquil es la coliflor, ¿no? Se ha acabado la coliflor. Bueno, cuando dices se ha acabado la coliflor… No, lo que viene a decir esta frase es se acabó lo que se daba. Se acabó lo que se daba. Se acabó darse a la fuga. Se desmontó definitivamente todo el proceso soberanista con la captura del fugado expresidente de la Generalidad ayer a mediodía en territorio alemán.

Carles Puigdemont tomó la peor de las decisiones en el peor de los momentos. Entrar en Alemania. Por varias razones: porque Alemania es un país bastante ágil para tramitar expedientes; es un país bastante amigo de España; las instituciones se entienden bastante bien; es un país que contempla el delito de alta traición; y es un país que prohíbe el independentismo y lo castiga con penas muy severas. Allí hay cadena perpetua, ¡eh! Perpetua revisable, perpetua lo que quieran, pero la hay.

Con lo que después de haber sido detenido, fíjense, todo acabó en una gasolinera. Carlos Puigdemont podría estar en España puesto a disposición de los jueces del Supremo entre el 10 y el 20 de mayo, recursos incluidos, ¡eh! Él va a intentar estropearlo o entorpecerlo.

El juez le preguntará hoy si quiere ser extraditado y entregado a España y él, me imagino, le dirá que no. Diga que no, diga que sí, le meterán en un avión, salvo dos sorpresas, y le mandaran aquí.

¿Y cómo se ha producido la caída en Alemania? En este país que no se anda con tonterías. Es poco amigo de las bromas Alemania. Pues porque el señor Puigdemont ha sido victima de su propia audacia. Se fue a Finlandia, como saben ustedes, a dar una conferencia a una universidad, que también vaya la universidad, y en ese momento se reactivó después del auto de procesamiento, la euroorden contra Puigdemont.

Era muy arriesgado viajar a Finlandia. No se fiaba de viajar en avión y quiso irse desde Finlandia a su refugio en Waterloo, en Bélgica, a través de la carretera. Bueno, pues solamente había que esperar el escenario más adecuado, y ahí acabó la aventura.

¿Cómo se le capturo? Se le capturó porque a Puigdemont le llevan monitorizando y siguiendo dese hace bastantes días un puñado de agentes del CNI y de la Policía Nacional que han hecho un buen trabajo. Digamos que hay que felicitar a Sanz Roldán, al director general del CNI y a los corresponsables de la Policía.

¿Cómo le tendieron la Tampa a Puigdemont? Bueno, haciendo que él se sintiera no seguido y seguro, y no supiera que le estaban monitorizando a través de una baliza. Una baliza es un instrumento que puede ser pequeño, pues como el tapón de una botella de agua mineral como esta que tengo yo aquí. Eso se coloca en ese coche, en el Renault Espace. Hombre, no se coloca tan fácilmente porque esos coches… En fin, están guardados en alguna parte pero se localiza el coche y un agente, pues en el momento en que considere oportuno hacerlo, pega la baliza. No es tan fácil encontrar una baliza en un coche. Y esa baliza lo que te va diciendo es por dónde va el coche. Si además de eso tú tienes monitorizado su teléfono, querido amigo, entonces… No sé cómo se llama eso. ¿Triangulas? Bueno, hacer lo que tengas que hacer y sabes dónde está.

Dejaron que cruzara la frontera de Alemania y entonces le dijeron a la policía alemana, bueno, los servicio  de inteligencia alemanes,  el paso que esta ahí. Bueno, llamaron a la Policía y ahora está en una cárcel, ha pasado la noche en una cárcel en Neumuenster, cerca de Hamburgo.

Se acabó la aventura y ahora tiene que ir a ver al juez Llarena cuando corresponda. Los promotores del golpe han caído. Miren, suele decirse cuando… Si usted pretende dar un golpe de Estado, procure ganarlo porque si lo pierde va usted a la cárcel. Y en este caso se acabó el filombo. Se acabó la farsa de la republica en el exilio. Los viajes por Europa, hombre, ridiculizando al Gobierno, etcétera, etcétera.

Eso sí, es evidente que comienzan los altercados violentos porque la idea es tomar la calle y hacer la convivencia imposible. Hay mucha rabia en algunos individuos que no aceptan, que no entienden que el Estado de Derecho y la ley es defendida por la Justicia obligatoriamente de forma implacable. Los de la CUP quieren, querran montar una huelga general indefinida. Los de los CDR, que también son la CUP, cortes de carretera, de ferrocarril, de lo que quiera.

Hay incluso ataques a los Mossos. Ayer en un ataque a la Delegación del Gobierno hasta identificaron y detuvieron a un mosso libre de servicio o fuera de servicio que estaba tirando piedras a sus propios compañeros. ¿Con qué idea? Pues estas ideas absurdas de “así forzamos al Estado a negociar, etcétera, etcétera, y buscamos indultos y tonterías”.

¿Qué va a hacer ahora el independentismo? Es la pregunta. ¿Una guerra abierta con el Estado que va a perder? ¿Va a excitar el matonismo? ¿Va a intentar formar gobierno, en cambio, pacificar la situación? ¿Qué van a hacer todos aquellos que han sido convencidos por sus líderes de que la secesión era posible? Era simplemente una cuestión de decirlo y hacerlo. ¿Creen que va a ser posible por utilizar la violencia en las calles poner en marcha una inútil, absolutamente inútil, aparente rebeldía? Melancolía, al fin…

Ahora se habla mucho de la política. Ahora todo el mundo está con la política… ¿Y por qué no se ha hecho política? Hay algunos memos de Podemos que están por ahí diciendo tonterías. Los de En Común, etcétera, etcétera. No hagan caso.

El independentismo ha sido el que se ha desentendido de la política y ha dejado este caso en el ámbito de la justicia. Sobre todo porque todos estos que hablan de la política, que no se ha hecho la política, etcétera, etcétera, nunca concretan en qué consiste hacer política.

“Esto tiene que arreglarse desde la política”, dice Pedro Sánchez. Muy bien, ¿quiere usted decirme cómo? ¿Quiere usted decirme en qué consiste hacer política? ¿En tener una mirada especial con quienes violan la ley? Muchos interrogantes a partir de estas horas pero el convencimiento de que en Europa, en consonancia con otros países de nuestros entorno y con un entorno de unanimidad, saltarse las leyes tiene su pecio.

Lo más visto