También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Fin de Semana'

Cristina L. Schlichting: “El PSOE ganaría las elecciones”

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Las encuestas han dado un vuelco y han colocado al PSOE en el centro del escenario. Menudo vuelco. La operación le ha salido pintiparada a Pedro Sánchez. De ser un partido sin protagonismo, avejentado y mortecino, superado por Podemos y Ciudadanos a subirse al podio ganador. Dos periódicos sacan hoy sondeos, ABC y La Razón.

Según ABC el PSOE ganaría las elecciones y pasaría de los 84 escaños que sacó en los últimos comicios a 118. Pero es que el PP no revalidaría sus 137, bajaría hasta 101, quedando en segundo lugar. ¿Ventaja del PP? Que Ciudadanos se desploma en las intenciones de voto y queda tercero, sólo por delante de Podemos que baja, pasando de los 71 escaños que tiene ahora a una intención de voto de 34, la mitad.

La Razón no desmiente las tendencias. Confirma la vuelta al bipartidismo, aunque no da victoria socialista. Los dos partidos quedarían casi empatados, PP con 25,5 en la intención de voto y PSOE con 24,9. Se ratifica también la bajada de Ciudadanos, que va en tercer lugar y ha perdido en 11 días casi un millón de votantes, que vuelven al bipartidismo. Y Unidos Podemos también va cuarto en esta encuesta.

En resumen, ha pasado lo que todos suponíamos: Pedro Sánchez ha sabido abrirse paso ante los focos y, un poco a codazos, se ha metido en el escenario. Los dos partidos tradicionales son de nuevo los grandes rivales y a Ciudadanos la moción de censura le ha sentado de pena.

El mero hecho de que se hagan encuestas confirma que el actual es un gobierno electoral, concebido para entusiasmar mediáticamente y ganar en las urnas. Por eso, los ministros van a ser pródigos en ruido y escasos en nueces. Van a prometer montones de cosas que no pueden cumplir, porque no pueden. Ayer la nueva ministra de administración territorial dijo en Barcelona que está por la reforma de la Constitución y por el acercamiento de los presos golpistas a Cataluña. Pero reformar la Constitución exige 210 escaños, es decir, un consenso en la cámara que no hay ni de lejos. Y dónde estén los presos es cosa de los jueces porque además, por ahora, sólo están en prisión preventiva. Nada de nada.

Todos los gobiernos comienzan ofreciendo diálogo a la Generalitat y últimamente todos acaban esmorrándose contra una sola afirmación: “Nuestro referendo del 1 de octubre es santo y no se toca y el pueblo ha hablado, y queremos la autodeterminación porque es un derecho intocable”, ayer lo recordó Quim Torra.

Claro que estos hablan y hablan y luego no se sabe. Lo digo porque ayer la ex consejera de Puigdemont Clara Ponsatí reveló desde el extranjero, donde está fugada, que todos el procès fue un farol y que por eso no ha ido a ninguna parte.

Importa mucho lo que ha dicho Ponsatí porque desnuda un tremendo postureo de los líderes catalanes. La realidad de la España constitucional y europea es sólida y convendría una progresiva vuelta al seny.

Claro que mientras sus líderes políticos juegan y huyen de la Justicia y penan en prisión y configuran y desconfiguran gobiernos autonómicos, la gente independentista se radicaliza en las calles y los Comités de Defensa de la República se ponen más y más brutos. En vez de “seny”, crece la “rauxa”, la furia. El otro elemento que dicen que configura el carácter catalán. Son los dos extremos también del carácter español. Después de haber asaltado esta semana la Universidad de Barcelona, rodearon ayer a Inés Arrimadas en Vic y abuchearon, gritaron y exhibieron músculos hasta arruinar su intento de comparecencia. Lo que se llama un comportamiento ejemplar.

Hay que reconocer en Ciudadanos el enorme valor de no echarse atrás y representar en todo el territorio de Cataluña, incluso la Tractoria profunda, a más de la mitad de los catalanes, silenciados por los que se creen más fuertes, más ricos y mejores que los demás.

Y tras las encuestas, toca recuperarse. Mañana se celebra Junta en el Partido Popular para convocar el congreso extraordinario que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy. ¿Qué va a pasar? ¿Será una mujer la candidata? ¿Lo será Núñez Feijoo? Tenemos con nosotros a la ex ministra de Empleo, doña Fátima Báñez que nos lo va a contar todo tras obtener unos magníficos resultados de empleo en su salida del cargo.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado