También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Mediodía COPE'

Vicente Ramón, de tener todo a perderlo y resurgir de tus cenizas

Vicente es licenciado en Geografía e Historia. Tenía trabajo, casa, una vida como la de muchos españoles hasta que un día lo perdió todo y se quedó en la calle.

 
  • COPE.es

Tags

"Salí por la mañana a intentar vender unos objetos que tenía en casa y al volver ya me habían cambiado la cerradura, y ya esa noche dormí en la calle" así empieza la caída a los infiernos, al infierno que vivió Vicente Ramón, que lo perdió todo por no darse cuenta antes de que las cosas iban mal, "así estuve diez días deambulando por las calles, esperando que no me viera nadie, hasta que puede volver a entrar en la vivienda donde ya no había nada, salvo algo de mi ropa".

Sin trabajo, sin casa y sin familia, "me dolía los silencios de mi familia, su silencio desde su zona de confort" y eso que Vicente "entendía que estaba en la calle por una mala gestión, fue un problema que no lo ví, me bloqueé y no supe gestionar la situación... me decían que yo me lo había buscado".

Y allí estaba, en la calle, solo, ¿qué es lo peor de estar en la calle? "La higiene era muy complicada y sobre todo tenías miedo, porque yo no sabía nada de comedores sociales, de albergues y  el estar con lo puesto".

Pero la vida es como una moneda, esta la cruz, en el caso de Vicente su familia que no quiso saber nada de él, y la  cara  siempre hay gente buena. Acude primero al albergue San Juan de Dios, donde ya recibe ayuda y más tarde al albergue Santa María de la Paz,  “tener ya un lugar donde poder vivir, eso te hace poder dedicar la cabeza a otras cosas y comienzas a poner soluciones y poco a poco lo vas consiguiendo" asegura Vicente para quien se encuentre en una situación desesperada como estaba él. No hay que dudar en pedir ayuda y si además te la dan, aceptarla porque "empiezas a calibrar lo que quieres hacer". A él "pedir ayuda, aprovecharla y no perder la fe en ningún momento" fueron fundamentales durante el trago más amargo de su vida.

A ello se une la lectura y la escritura, Vicente comenzó a escribir es experiencia para convertirla en algo positivo, "la lectura siempre me había gustado mucho,y  empecé a escribir como una especie de diario. Al principio estaba lleno de rencor hasta de odio hacia las personas que yo creía me habían abandonado, pero si le vas leyendo ves como va cambiando las cosas que escribo, refleja lo que estaba pasando".

Por ello ahora que de nuevo tiene una vida encarrilada da testimonio de esperanza a aquellos que se encuentran desesperados porque la vida , esa vida antes de privilegios se ha tornado de desdichas,  "cuando llegue el problema que agarre el toro por los cuernos, que no lo deje dormir, que pida ayuda, que no deje de pedirla y que si se la dan, la coja" porque aunque caigas al infierno, de allí se puede salir, se sale.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado