También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Mediodía COPE'

Una mandíbula encontrada en el pantano del Ebro reabre un caso de hace 25 años

Un caso de hace 25 años cuando dos adolescentes, Virginia y Manuela, de 13 y 14 años, desaparecían en Aguilar de Campó sin dejar rastro.

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Tags

El caso se reabre ahora, 25 años después, al ser encontrada una mandíbula en el pantano del Ebro situado en Cantabría. El hallazgo lo realizaba un vecino de Yuso el pasado 12 de octubre que no dudó en entregar el hueso a la Guardia Civil. Tras las pruebas realizadas sobre los restos óseos se ha confirmado que se trata de una mandíbula de perteneciente a un adolescente de entre 13 y 16 años que habría fallecido hace 25 años.

El dato ha vuelto a reabrir el caso de Virginia Guerrero Espejo y Manuela Torres Bouggefa, dos niñas de 13 y 14 años que desaparecieron sin dejar rastro el 23 de abril de 1992 en Reinosa, a unos treinta kilómetros de Aguilar de Campoo (Palencia), donde vivían. Virginia y Manuela habían ido a Reinosa a pasar la  tarde.  Cuando decidieron volver a casa ya no había tren y decidieron hacer autostop. Su pista se pierde cuando al parecer les coge un seat 127 blanco (modelo de la época), con matrícula de Valladolid.

En 1992, el caso quedó eclipsado por la desaparición de las niñas de Alcásser. Raúl González, compañero de COPE Palencia, que conocía a las chicas por ser de una misma generación, asegura que cuando conoció el resultado de las pruebas "me vino a la memoria el caso de Virginia y Manuela, sus familias siempre se han quejado de que se perdieron horas preciosas cuando comunicaron su desaparición. La persona que encuentra los restos en una zona del pantano del Ebro porque con la sequía ha bajado mucho el nivel del pantano. Le queda la duda si los restos tienen algún valor y lo lleva a la Guardia Civil y cuando el 22 de diciembre llega el informe del Anatómico Forense todas las miradas se dirigen a la niñas de Aguilar".

"Las familias piden prudencia y que esperemos, hemos esperado 25 años,dicen y que unos días más hasta que se coteje el ADN con el de sus familiares pues no pasa nada", explica Raúl porque ya aparecieron restos y luego no coincidían.

Lo más visto