También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Mediodía COPE'

"El niño del balonazo en el pecho seguramente murió por commotio cordis"

Eduardo, de 13 años, cayó al suelo tras sufrir una parada cardiorrespiratoria durante un torneo de fútbol sala en Gines (Sevilla)

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Un niño de 13 años fallecía este fin de semana, tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, cuando jugada al fútbol en la localidad sevillana de Gines. El adolescente paraba un balón con el pecho en la tanda de penalties, pese a ser evacuado con vida del campo de fútbol, fallecía en el hospital.

¿Qué es lo que ha  podido ocurrir? El doctor, Josep Brugada, cardiólogo jefe de la Sección de Arritmia del Hospital infantil Sant Joan de Déu y de la Clínica Pilar Sant Jordi de Barcelona apunta a "una conmotio cordis" como la causa de la muerte del niño, "algo excepcional, raro, pero que desafortunadamente puede ocurrir y no tiene nada que ver con la salud cardiovascular de la víctima. No tiene nada que ver con la salud del corazón sino con un hecho casual".

"Lo que ha ocurrido es algo extremadamente inusual  y que sucede cuando hay un golpe seco con un objeto en el torax, golpe  que cae exáctamente en una ventana de unos veinte milisegundos que tiene el ciclo cardiaco, que es lo que llamamos la ventana vulnerable. Cuando hay un golpe seco que provoca una activación eléctrica justo en esa ventana, el corazón puede entrar en fibrilación  ventricular que es la antesala de la muerte súbita porque es un ritmo cardiaco caótico que no permite que el corazón siga latiendo y haciendo circula la sangre. Esto es extremadamente raro en deportes como el fútbol, es más habitual en deportes que se juegan con objetos redondos pesados como hockey o el beisbol, donde la casuística es más amplia e incluso en estas edades se juega con un protector en el pecho para que esto pueda ocurrir. Esto es más raro en deportes con pelotas más grandes", explica el doctor Brugada.

¿Se podría haber evitado? "Con un desfibrilador habría sido suficiente para recuperar el ritmo cardiaco, pero debió haber una contusión cardiaca, el corazón debió sufrir un daño mecánico, un daño en el propio corazón precisamente por la baja resistencia del torax en los adolescentes, un balonazo justo en un lugar adecuado es lo que le pudo provocar la muerte, debe ser uno de los pocos casos documentados en el mundo con un balón de futbol", especifica el doctor Brugada