También en directo
Ahora en vídeo

Más Madrid

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ELLAS LO BORDAN, TALLER DE COSTURA SOCIAL

¡Por fin estamos cosiendo nuestras vidas!

17 mujeres de 15 nacionalidades distintas, todas ellas madres con hijos a su cargo, solas y víctimas de violencia en cualquiera de sus formas, integran el taller de costura social “Ellas lo bordan”. Sus manos son las que están detrás de los preciosos y llamativos cojines que ahora ves en algunas tiendas de decoración y muebles de Madrid.

 
  • Beatriz Pérez Otín

La empresa nació el pasado mes de octubre y en solo siete meses “se han convertido en costureras profesionales” dice con orgullo Regina Cárdenas, impulsora del proyecto. Eran mujeres institucionalizadas, todavía en riesgo “que entraron sin mirar a los ojos, encogidas y en este tiempo ha cambiado hasta su postura corporal”.

Para la puesta en marcha de esta empresas de inserción laboral se decidió con ellas horarios, compromiso y sueldo. Se trataba de que pudieran conciliar teniendo en cuenta que sus hijos “son las primeras víctimas y los más vulnerables”. El objetivo es según Cárdenas “capacitarlas para que vuelen solas en una empresa convencional”.

Laura es una de las participantes: “Yo quiero avanzar dentro de este proyecto social. Llegó a mi vida y la de mi hijo como un ángel caído del cielo. Me gustaría seguir trabajando dentro del sector textil o en cualquier otro trabajo. Esta oportunidad ya me permite salir de la situación en la que estaba, y eso ya un gran avance”.

Lo que no se puede medir pero también es magia son las relaciones que entre ellas se crean. “Ahora en el taller - cuenta Regina - se escuchan risas”. Construyen fuertes lazos que fortalecen día a día cuando se ayudan las unas a las otras. Laura reconoce que “existe el ánimo por parte de todas de ayudarse en lo que no se consigue y de animarnos a seguir”·

Su creación estrella ahora son unos preciosos cojines, cosidos uno a uno, y que se venden en tiendas de IKEA Madrid. Por fin - piensan - “estamos cosiendo nuestras vidas”.

Para ellas es este poema de Carmen Rivero Domenech, responsable del área social de "Ellas lo bordan": 

"Miro mis manos moverse entre las telas: las toco, las siento, las mido, las corto. Mi vida pasa entre ellas. Se entretejen las telas y mis deseos; las formas, los colores y mis anhelos.

Miro mis manos ayer atadas con muchos nudos, encadenadas por la injusticia, el mal llamado amor, la soledad, la impotencia, el miedo. Ahora se mueven ágiles entre la esperanza…

Ahora creo que puedo coser, que puedo ser libre. Creo que puedo seguir el difícil camino del hilván, que puedo encajar las costuras y mirar hacia delante sin miedo.”

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado