También en directo
Ahora en vídeo

Más Madrid

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las polémicas en el Ayuntamiento de Madrid desde la llegada de Carmena

Desde que en junio de 2015 llegase al Ayuntamiento de Madrid, la alcaldesa Manuela Carmena ha protagonizado numerosos desencuentros con sus compañeros de partido.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid | EFE

El ayuntamiento de Madrid es, cada vez más, una casa de los líos. Este lunes, Carmena ha abierto una nueva crisis al cesar a su delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, tras haber rechazado este el plan económico financiero, aprobado por el Pleno municipal. Se han ausentado seis de los ediles de Carmena, y el plan también ha ha contado con el rechazo de PSOE y Ciudadanos. Carmena ha justificado el cese de Sánchez Mato asegurando que no podía "permitir que el concejal de Hacienda no apoye la propuesta que él mismo había dirigido al Pleno".

Pero las polémicas de Carmena y su equipo a lo largo de estos casi tres años de gobierno son innumerables. La concejal Rita Maestre fue en 2016 a juicio por el asalto a la capilla de la Universidad Complutense de Madrid.  Maestre accedió al lugar sagrado junto a otras jóvenes, se quitó la camiseta y se quedó en sujetador mientras sus compañeras se desnudaban de cintura para arriba. Fue condenada a pagar una multa de 4.320 euros por un delito contra los sentimientos religiosos, aunque más adelante la Audiencia Provincial de Madrid revocó la sentencia. 

Pero Maestre no es la única que ha tenido que sentarse ante el juez. Celia Mayer, ex concejal de Cultura y ahora al frente del área de Igualdad del Ayuntamiento de Madrid, y Carlos Sánchez Mato, edil de Economía y Hacienda están acusados de malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario por loos dos informes externos adjudicados a dedo que ambos usaron para denunciar ante la Fiscalía el convenio firmado entre el anterior ayuntamiento del PP y el Mutua Madrid Open.

Javier Barbero, delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, también ha puesto la Policía patas arriba en sus tres años de liderazgo. Tal es la indignación que se vive en el Cuerpo, que acabó sufriendo un escrache por qurerer eliminar los antidisturbios de la Policía Municipal (UCES). El edil y el director del Cuerpo acabaron acorralados en un bar. Barbero, que años atrás hacía escraches, los llamó fascistas. 

Nacho Murgui, el número 3 de Carmena, también ha estado varias veces en el ojo del huracán. Ha incumplido la normativa municipal al mantener y compatibilizar durante ocho años un puesto remunerado con el cargo «gratuito» de presidente de la Fravm. «Es el cacique de Retiro, actúa con opacidad y trato de favor», le ha llegado a acusar la oposición. 

Los escándalos también son el día a día del ayuntamiento. El pasado 3 de marzo también protagonizó una polémica en la que fueron invitados a una recepción en el Ayuntamiento, varios familiares de represaliados por el gobierno de Maduro en Venezuela, como fue la familia del opositor Leopoldo López. Carmena y Marta Higueras, la Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento, votaron a favor de la recepción junto con el PP y Ciudadanos, pero su formación de Ahora Madrid votó no.

En la cabalgata de reyes de 2015, la concejal de Cultura, Celia Mayer, organizó la cabalgata. La ropa que llevaban los “reyes” fue muy criticada por la opinión pública.

ctv-v9i-reyes

Guillermo Zapata fue elegido por Carmena como concejal de cultura. Se descubrió que el edil había publicado en Twitter bromas sobre las víctimas del terrorismo y el holocausto nazi. La alcaldesa decidió destituirlo, pero miembros de su equipo defendieron a Zapata.

En 2016, tuvo lugar el problema con los titiriteros, que representaron un espectáculo para niños en los que se enalteció supuestamente al terrorismo con parodias de guiñoles. Carmena lo calificó de “violento e inadecuado para los niños”. Parte del equipo de Carmena se posicionó a favor de los titiriteros.

Guillermo Zapata
EFE

Otra de las polémicas, es la del cambio de nombre del parque Felipe VI del distrito de Hortaleza. Organizó un referéndum para decidir si cambiar o no el nombre. Más de 2.500 vecinos votaron a favor. Carmena aún no ha decidido el cambio del nombre.

La alcaldesa también se posicionó en contra de que Madrid fuera una “ciudad okupa”. Ganemos Madrid, la formación de Podemos de la comunidad se posicionó en contra de la decisión.

ctv-fdd-okupas-malasana-patio-maravillas

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado