También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Atletismo

Ruth Beitia y Orlando Ortega apuntan alto para Belgrado

La cántabra se llevó la victoria en Madrid con un salto de 1,98, la segunda mejor marca del año. Orlando Ortega se impuso con facilidad en los 60 metros vallas con un tiempo de 7.51.

Ruth Beitia y Orlando Ortega, los dos medallistas olímpicos españoles en Río 2016, alimentaron con sendas exhibiciones en Madrid sus expectativas de podio en los campeonatos de Europa en pista cubierta, que se disputan la semana próxima en Belgrado. Beitia, ganadora con un salto de 1,98, se lleva de Madrid una elevada dosis de moral y el segundo puesto en el ránking mundial del año. Sólo la lituana Airiné Palsyte, con 2,00 metros, ha saltado más que la plusmarquista española este invierno. La diputada cántabra ganó un concurso íntimo, de sólo cuatro contendientes, pero muy intenso para ella. Se supo ganadora muy pronto, en cuanto la ucraniana Iryna Gerashchenko falló sobre 1,92, pero a partir de ahí libró un bravo duelo consigo misma. La campeona olímpica saltó a la primera 1,85, luego 1,89, siguió con 1,92 y, ya sola en competición, cometió su primer fallo en 1,95. A continuación pidió 1,98 y lo superó con un leve roce. Era su mejor salto del año, un centímetro por encima del que le dio el oro olímpico en Río. Inmediatamente solicitó 2,01 para hacerse con la hegemonía mundial de la temporada, pero la discípula de Ramón Torralbo no pudo con esa altura. Orlando venció con la misma autoridad en una carrera de 60 metros vallas técnicamente impecable que remató en 7.51, a tres centésimas de su récord de España. Javier Colomo fue segundo con 7.80. En semifinales había caído Yidiel Contreras, que tropezó con la cuarta valla, cuando iba en cabeza, y se comió la quinta, perdiendo todas sus opciones de clasificación. El polaco Adam Kszczot, actual subcampeón mundial de 800, dio cuenta de todos sus rivales con una marca de 1:46.38. La liebre, Diego Cabello, pasó el 400 en 51.76, y el gran favorito no pasó apuros en el último giro. El salmantino Álvaro de Arriba, subcampeón de España, oyó quinto el toque de campana y no pudo mejorar posiciones en el esprint. Acabo con 1:47.57. El mitin ofreció dos carreras masculinas de 1.500. En la primera se impuso el argelino Abderahmane Anou con 3:42.69, seguido de Gonzalo García (3:44.08), y la segunda proclamó a Sergio Paniagua campeón de España promesa con 3:57.07, seguido de Mariano García (3:58.20) y Marc Zúñiga (3:59.42).El granadense Bralon Taplin dominó el 400. Tomó la cabeza al entrar en calle libre y no dejó que nadie le adelantara. Se impuso con 45.19, récord personal, seguido del subcampeón olímpico de Londres 2012, el dominicano Luguelín Santos, que también hizo la mejor marca de su vida con 45.80 Eusebio Cáceres, que venía de conseguir en Salamanca el título de campeón de España con un salto de 7,98, se alzó con la victoria con diez centímetros menos, seguido, como en los nacionales, del gallego Jean Marie Okutu, que hizo marca de la temporada con 7,84. El portugués Nelson Évora, campeón olímpico de triple en 2008, del mundo un año antes y actual campeón de Europa, hubo de inclinarse ante el cubano Alexis Copello, bronce en el Mundial 2009, que debutó con 16,96 y acabó con 17,10, pero también ante el francés Harold Correa (16,94) y el letón Elvijs Misans (16,77). El campeón y plusmarquista español, Pablo Torrijos -plata europea en 2015 con 17,04-, terminó quinto con 16,62, a 13 centímetros de Nelson, discípulo del cubano Iván Pedroso. La enésima batalla entre los lanzadores de peso Carlos Tobalina, actual campeón de España, y Borja Vivas se decantó esta vez del lado del malagueño, que fue segundo con 20,05, cuatro centímetros más que el cántabro. Los dos fueron superados por el congolés Franck Elemna, que lanzó 20,86. La reunión madrileña había comenzado con la longitud femenina, que no ofreció novedades: venció Juliet Itoya, como en el reciente campeonato de España, esta vez con 6,48, y Concha Montaner, segunda con 6,42, se quedó a 8 centímetros de la mínima para los Europeos de Belgrado. La etíope Genzebe Dibaba, en posesión de seis plusmarcas mundiales en pista cubierta, falló por tres segundos en su intento de batir la séptima, aunque ganó los 1.000 metros de la reunión Villa de Madrid con un registro de 2:33.06. Diecisiete días después de batir en Sabadell el récord mundial de 2.000 (5:23.75), Dibaba asalta el del kilómetro bajo techo, una distancia inexplorada para la etíope, que jamás la había corrido.

Lo más visto