También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Atletismo | Mundiales de Londres

Orlando Ortega acaba séptimo en el 110 vallas

Ana Peleteiro también fue séptima en triple salto con récord personal al saltar 14,23 metros.

Orlando Ortega junto al resto de contrincantes cruzando la meta
Orlando Ortega junto al resto de contrincantes cruzando la meta | REUTERS
  • EFE

Orlando Ortega, una de las esperanzas españolas de medalla en los Mundiales de Londres, y Ana Peleteiro se convirtieron este lunes en los primeros finalistas del equipo rojo, ambos con séptimos puestos que tuvieron sabor bien distinto para uno y otra.

"Estoy cabreado y molesto conmigo mismo. Esperaba mucho más de mí, aunque sabía que iba a ser difícil y que para estar en las medallas tenía que hacer la mejor carrera del año. Se vio bien claro que no tenía la condición y que faltaba mucho por hacer", dijo Ortega tras la prueba.

Ortega fue sexto aquí en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 como cubano. Ahora regresaba con bandera española después de adquirir la nacionalidad el 8 de septiembre de 2015.

El plusmarquista español fue el segundo más lento en la salida y, en un año difícil por las lesiones, careció esta vez de la aceleración final que le ha dado tantos éxitos. Venció con holgura el campeón olímpico, el jamaicano Omar McLeod, con 13.04, y Ortega fue séptimo con 13.37.

La gallega Ana Peleteiro regresa de Londres como séptima del mundo en triple con la mejor marca de su vida (14,23) en una final que ofreció un emocionante duelo por el oro entre la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas, que se alzó con el título con una marca de 14,91.

Peleteiro ha adquirido madurez de la mano de Iván Pedroso, ha hecho todos los deberes que el cubano, cuatro veces campeón mundial y una olímpico de longitud, le ha puesto este año y los resultados empiezan a reflejarse en la competición.

En Londres no le exigía nada, "sólo que disfrute, en el próximo Mundial ya sí", comentó a EFE Pedroso antes de viajar a Londres.

También le ha transmitido su carácter competitivo. Peleteiro había debutado con un salto de 13,92 y había cometido un nulo en el segundo turno. Estaba duodécima y última antes de la tercera ronda, a punto de quedar eliminada, y entonces se descolgó con el mejor salto de su vida hasta hoy: 14,23.

Ascendía así hasta el séptimo puesto y se ganaba el derecho a ejecutar otros tres saltos, junto a las mejores del mundo, asegurándose ya plaza de finalista. En la cuarta ronda hizo un nulo y, con molestias físicas, dejó ya de saltar.

El tercer español que competía este lunes, el castellonense Pablo Torrijos, plusmarquista español de triple con 17,04 metros, se metió por primera vez en la final de unos Mundiales gracias a un salto de 16,80 metros que le situó octavo entre la docena de finalistas.

El año pasado había sido eliminado en los Juegos Olímpicos de Río con una marca de 16,11, y el pasado 10 de junio consiguió en la final de la División de Honor de clubes el mejor salto español de la historia al aire libre con un registro de 16,96 metros.

Lo más visto