También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Artieda ve con preocupación su futuro

Empenta Artieda es un proceso de Investigación-Acción que se está desarrollando en Artieda , en la comarca de la Jacetania, para tratar de frenar, desde la autogestión y el municipalismo, el problema sistémico que supone la despoblación.

reueda artieda en comarca
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Artieda, agravado en su caso por la pérdida de cultivos que supondrá para el municipio el recrecimiento de Yesa, también sufre esta despoblación, a la que ha querido plantar cara trabajando colectivamente el futuro del pueblo.
Empenta Artieda se trata de un diseño de IAP en dos fases: un diagnóstico sociológico, que comenzó en Enero y del que se presentan hoy los resultados, y una fase de propuestas, que comenzará a partir de este momento y durará como mínimo hasta Junio.
El 4 de abril se ha realizado una presentación de los datos del diagnóstico al grupo de seguimiento externo del proceso, conformado por personas del territorio preocupadas por la problemática de la despoblación, diferentes expertos y representantes políticos entre los que se encuentran la presidenta de la comarca de la Jacetania Montse Castán, el director general de ordenación del territorio
Joaquín Palacín o el diputado en las cortés de Aragón Nacho Escartín. 
En el diagnóstico han participado más de 40 personas de Artieda, lo cual es una cifra muy importante teniendo en cuenta que hay 75 empadronadas actualmente.
Este diagnóstico muestra que la despoblación en Artieda está liderada principalmente por dos grupos, los jóvenes con formación especializada y superior, y las mujeres jóvenes. En el primer caso los jóvenes no encuentran oportunidades laborales ligadas a su formación en el medio rural, por lo que deciden irse a otros lugares a probar suerte. En el caso de las mujeres, a esto se le añade la ausencia de servicios que permitan la conciliación de la vida laboral y familiar en la etapa de crianza (cuyas labores están aún muy feminizadas). En las ciudades, en cambio, el Estado o las empresas privadas
garantizan servicios como las escuelas infantiles o las actividades extraescolares de los infantes.

Para revertir la despoblación se marcan tres líneas principales sobre las que trabajar: el empleo, la socialización y la vivienda:

En cuanto al empleo hay que mantener los sectores económicos que ya existen en el medio rural (agricultura y ganadería), además de abrirse a nuevos nichos de mercado que diversifique la oferta, para ello se debe apostar por el teletrabajo y el autoempleo, en el que puede colaborar el
ayuntamiento. Además hay que tratar la conciliación de la vida laboral y familiar como una necesidad central.

En cuanto a la socialización​, se ha constatado como un elemento clave para que los más jóvenes generen arraigo. Este arraigo es el que, tras terminar la formación, empuja a algunos de ellos a volver a su pueblo. La alternativa
para compensar la escasa población de los pueblos es organizar la socialización con la redolada en conjunto.

Por último, es necesario adaptar la oferta de vivienda a la demanda actual de juventud: el alquiler. Esta es una carencia general en el medio rural. La compra de vivienda en propiedad es una decisión que no permite la retornabilidad y por eso no es casi nunca la preferente de la juventud.
Además, este alquiler ha de tener un precio más bajo que en el medio urbano, para compensar los gastos de desplazamientos, superiores cuando se reside en un pueblo.

Lo más visto