También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FERNANDO DE HARO

Mudanza a una casa en ruina

 Mudanza a una casa en ruina
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Conectamos con Moncloa para recibir sonido directo, todo tiene que estar listo pronto y se están aprovechando estas horas de la madrugada para acondicionar, sobre todo, el despacho del nuevo presidente de Pedro Sánchez. Es sonido en directo desde Moncloa después de que ayer Pedro Sánchez prometiera su cargo ante el Rey y ante Felipe VI en Zarzuela.

Sánchez es el séptimo presidente de la democracia y el primero que ha prometido su cargo sin hacerlo delante de un crucifijo y de una Biblia, solo ante la Constitución. Desde julio de 2014 la Casa del Rey acordó dar a los altos cargos la posibilidad de hacerlo de este modo. España no es un Estado confesional, Sánchez está en su derecho, pero no hay que ser católico para reconocer el valor que tienen en nuestra tradición la Biblia y el crucifijo. No atenta contra la confesionalidad del Estado la presencia de un Cristo y de las Escrituras en el momento en el que alguien asume la responsabilidad del Estado.

Sánchez visitó ya ayer algunas dependencias de Moncloa y parece que está trabajando ya en un Gobierno con un perfil más político que técnico.

Hoy también, un día como hoy, también tenemos película para explicar la actualidad política. La película en la que nos inspiramos fue un clásico de mediados de los años 80: “Esta casa es una ruina”. Oímos de fondo la banda sonora, muy ochentera. La película está protagonizada por un jovencísimo Tom Hanks enamorado de Anna, una joven violinista. Los dos buscan una casa y un amigo les facilita una autentica ganga.

Pero la casa resulta ser un desastre. Los problemas comienzan en la cocina. Hay un cortocircuito y las paredes comienzan a derrumbarse.

La cocina de la moción de censura que le permite a Pedro Sánchez mudarse a la Moncloa es su acuerdo con PNV e independentistas catalanes.

Media hora después de la promesa de Sánchez tomaban posesión los consejeros del Gobierno de Torra. Sánchez ha prometido delante de la Constitución, los consejeros de Torra han prometido fidelidad al president y a Cataluña pero no a la Carta Magna. La toma de posesión del Govern se ha cometido en un acto reivindicativo hacia los presuntos responsables del delito de rebelión que están en la cárcel. Torra habló de un mandato republicano y conminó a Sánchez a asumir riesgos y a dialogar de Gobierno a Gobierno.

ESCUCHA EL MONÓLOGO DE FERNANO DE HARO

La toma de posesión de los consejeros se ha convertido en una auténtica manifestación contra las decisiones de los jueces y a favor de los políticos presos.

Decididamente los primeros síntomas de la ruina de la casa que Sánchez ha obtenido en la moción de censura están en la cocina. El 155 ya no está en vigor, Torra ha colgado del Palau de la Generalitat una pancarta en favor de los que están en prisión preventiva. Y además en su primera reunión de trabajo, ha recuperado las oficinas de presidente y vicepresidente. El Gobierno de Torra gesticulando desde el primer momento la casa de Sánchez se parece a la de Tom Hanks.

En la cocina de Sánchez no solo está Torra, también está Bildu, con lo de la moción de censura se nos había pasado leer detenidamente la sentencia de Alsasua, la que condena a los ocho acusados por la agresión a dos Guardias Civiles y a sus novias. Los condenados están vinculados al colectivo OSPA, mundo abertzale, mundo de Bildu. Los hechos descritos por los jueces son muy graves. La sentencia describe cómo en Alsasua y otras localidades navarras "pervive un clima de animadversión" contra las instituciones y las fuerzas de seguridad del Estado. El tribunal habla de agravantes de superioridad y de odio. 25 personas rodearon a las víctimas —al grito de "os vamos a matar por ser guardias civiles" las golpearon,

Sonido directo de Moncloa. No sé si los arreglos para la mudanza van a conseguir apuntalar los destrozos del salón, en el salón de Sánchez se quieren meter los de Podemos. Echenique ayer insistía en pedir la entrada en el Gobierno.

Mondero que ni siquiera es diputado se le ha metido en el salón a Sánchez y ha empezado a dar ordenes.

Monedero pide una ley contra la violencia machista cuando hay un pacto firmado desde finales de 2007, pide la garantía de las pensiones cuando ya están garantizadas y se había acordado la subida conforme al IPC, y pide claro, la toma de control de televisión española. Como se le fue la mano al apoyarse en Santamaría con un gesto machista, ahora ha pedido perdón.

'Keep your hands to yourself' dicen los anglosajones. Las manitas quietas.

Ante la ruina hay quien como Nadal pide elecciones ya. Poco que añadir.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado