También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'La Mañana Fin de Semana'

Fernando de Haro: "Prisas de Sánchez por verse con Torra"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El Gobierno de Sánchez se estrena en su primer Consejo de Ministros montando un buen caos informativo y con gestos hacia el Gobierno de Quim Torra. Torra y Sánchez han hablado y han quedado para verse. Durante buena parte de la tarde de ayer no supimos qué había decidido el Gobierno sobre el control de las cuentas de la Generalitat. La nueva portavoz del Ejecutivo, la ministra de Educación, Isabel Celaáanunció el final de ese control dando dos versiones diferentes de lo que se había aprobado. Lo único que quedó claro en la rueda de prensa es que el Gobierno de Sánchez quería hacer gestos de normalización, así lo llaman, con Quim TorraLa ministra portavoz defendió que era urgente abrir un diálogo con Cataluña. La reunión con Torra se producirá antes del verano, con el diálogo en una mano y la Constitución en otro.

Esto se merece por lo menos una banda sonora de Celine Dion. Pedro Sánchez quiere reunirse pronto con Torra y ayer esa reunión empezó a cocinarse en un encuentro entre el presidente de la Generalitat y Miquel Iceta, el líder del PSC. De esa reunión informó la consejera de Presidencia Elsa Artadi, quien ha dicho que tiene la voluntad de un diálogo sin límites, pero Artadi dejó claro que quiere hablar de autodeterminación, dice que el derecho de autodeterminación cabe en nuestro ordenamiento. La propia Artadi este lunes aseguraba que el Gobierno de Torra no renuncia a la vía unilateral ni a aprovechar las debilidades del Estado. El propio Torra también esta semana ha dejado claro que no renuncia a la independencia El que manda, que es Puigdemont dejó muy clarito ayer, que la república ya esta declarada y que eso no se toca. El referéndum lo hemos hecho y la decisión del Parlament está intacta dijo Puigdemont.

Es inquietante que tras el primer Consejo de Ministros, el nuevo Gobierno anuncie una pronta reunión con el secesionismo que hizo posible la investidura. El diálogo siempre es necesario. En principio no hay objeción alguna a que el presidente del Gobierno se vea con el presidente de la Generalitat. Pero el Ejecutivo debe exigir condiciones para ese encuentro: la retórica contra la Constitución y el Estado de Derecho debe cesar. Como debe exigirse que no se utilicen edificios del Estado con el Palau de la Generalitat, para exhibir símbolos separatistas. ¿Tiene sentido reunirse con un presidente de la Generalitat que llegará a Moncloa en nombre de un Puigdemont que asegura que la república catalana está ya declarada?

Primer gesto, la reunión con Quin Torra, segundo gesto, el anuncio del fin de los controles financieros vinculados al artículo 155 como una concesión política. Y aquí es donde viene el trabalenguas y el primer desastre informativo de este Gobierno que, en principio, es un Gobierno de gente muy preparada. La ministra portavoz se hizo un lío.

La ministra aseguró que el levantamiento de los controles financieros era consecuencia del levantamiento del 155

Si era consecuencia del levantamiento del 155 era algo automático. Pero la ministra aseguraba después que era consecuencia de una normalización política.

Se tomaron tres medidas para la supervisión y el control delas cuentas públicas de la Generalitat. La primera fue la supervisión mensual establecida por el FLA. Las cuentas eran supervisadas en ese primer escalón cada mes. La segunda medida se tomó en septiembre el Gobierno de Rajoy y estableció un control más férreo para intentar evitar la celebración del referéndum. Era Hacienda la que pagaba los gastos de la Generalitat. El Ministerio de Hacienda tenía que dar el visto bueno antes de que se atendiera un pago de los bancos. Y el tercer escalón fue el 155. Tanto el segundo nivel como el tercer nivel de intervención decaían tan pronto como cesaba la intervención del 155. De hecho esa era algo que ya había decido el Gobierno saliente del PP.

¿Lo que ha hecho el Gobierno de Sánchez ha sido un gesto de buena voluntad con Torra o una consecuencia lógica de que haya dejado de estar en vigor el 155? Lo que ha hecho el Gobierno de Sánchez es vender como un gesto de buena voluntad lo que ya había decidido Rajoy.

El PP ha criticado duramente la decisión de levantar el control previo de los pagos de la Generalitat de Cataluña. Los populares han registrado en el Congreso una petición para que informe de sus pactos con los independentistas. Ciudadanos también pidió la comparecencia de Sánchez.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado