También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SUCESOS | La niña de tres años habría sido golpeada en la cabeza

La investigación apunta a la muerte accidental de la pequeña Lucía

La investigación que desarrolla la Guardia Civil apunta a la muerte accidental como hipótesis principal en el caso de Lucía Vivar, la niña de tres años desaparecida el miércoles por la noche en Pizarra y cuyo cadáver era localizado a primera hora del jueves junto a las vías del tren de Cercanías, en el término municipal de Álora. El cadáver presenta un golpe en la cabeza, aunque la autopsia tendrá que confirmar si esa ha sido la causa de la muerte.

Estación de Cercanías dónde se encontró el cuerpo

La investigación apunta a una muerte accidental en el caso de la niña de tres años, desaparecida anoche en Pizarra y cuyo cadáver ha aparecido a primera hora de esta mañana en las vías del tren de Cercanías, a varios kilómetros del lugar donde se le perdió la pista. Es la principal hipótesis con la que trabajan los investigadores, pero no la única. En todo caso, la investigación se centra en la muerte accidental.

Se cree que la niña se desorientó y se adentró en las vías del tren dirección Álora, recorrió andando unos tres kilómetros, se quedó dormida y que fue golpeada por un tren. En todo caso, está por confirmar si ese golpe ha sido la causa de la muerte de la pequeña ya que esto lo tendrá que confirmar la autopsia que se va a realizar al cadáver, que ya se encuentra en el Instituto de Medicina Legal de Málaga.

El cuerpo no presenta signos externos de agresión, según la primera observación visual realizada por los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil. El secretario de Estado de Seguridad, Jose Antonio Nieto, ha explicado la principal hipótesis del caso: “Parece que hubo una desorientación de la pequeña, esto le llevó a hacer un recorrido bastante largo , de entorno a tres kilómetros por las vías del tren, lo que hizo que por el cansancio se acurrucara cerca de las vías y así esta mañana le golpeara el tren produciendo la muerte”.

Lucía Vivar había ido hasta allí con sus padres, que viven en Alhaurín el Grande, para celebrar el santo de la abuela paterna. La familia estaba cenando en la terraza de un restaurante, junto a la estación de tren de Pizarra, mientras la niña jugaba muy cerca con sus primos. De repente, miraron y la niña ya no estaba. Eran las once y 20 de la noche y en ese momento comenzó una intensa búsqueda que se ha prolongado durante la madrugada.

Una búsqueda en la que han participado unas 600 personas voluntarias, entre vecinos del pueblo, agentes de Policía Local y Guardia Civil, bomberos y efectivos de Protección Civil. Nadie consiguió dar con ella hasta que esta mañana, sobre las siete de la mañana, un maquinista del tren de Cercanías ha encontrado el cadáver de la pequeña, ya en el término municipal de Álora, distancia que habría recorrido la niña a pie. Félix Lozano, el alcalde de Pizarra, han realizado las siguientes declaraciones: “Los padres están destrozados, ya ahora mismo lo que necesitan es madurar la situación. Esto ha sido una catástrofe, porque una niña de tres años no se merece esto. Tienen nuestro cariño y nuestro apoyo”.

Asimismo, se han decretado tres días de luto en las localidades de Pizarra, Álora y Alhaurín el Grande. Éste último fue el lugar donde desapareció la niña, donde ha aparecido el cadáver y donde vivía con sus padres. Lucía era la única hija de esa pareja, la única nieta y la única sobrina en una familia muy conocida en el pueblo. 

Lo más visto