También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
RECOGIDA BASURA | ANUNCIO DEL ALCALDE EN LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE LIMASA

El futuro modelo de limpieza de Málaga tendrá una vigencia de ocho años

Entre los temas principales de la comisión han estado el modelo de gestión de la empresa de limpieza, las condiciones del nuevo contrato y distintos reproches entre los partidos acerca de la supuesta colocación entre el personal de Limasa. 

La sexta sesión de la comisión de investigación sobre Limasa ha tenido al alcalde, Francisco de la Torre, como protagonista. Uno de los asuntos que más minutos ha consumido ha sido cuál será el futuro modelo de la limpieza en Málaga; si un modelo 100% público, municipal, o 100 % privado. En este sentido, ¿qué novedades ha dejado la intervención del alcalde? Pues, por ejemplo, se plantea como opción municipalizar unos servicios y privatizar otros (limpieza, recogida y tratamiento) y que, sea cual sea el modelo, tendrá una vigencia de ocho años. El alcalde considera que la duración del contrato actual de Limasa (16 años) ha sido demasiado extensa: "El contrato, lo normal es que se plantee con un horizonte de ocho años. Y si hubiera un contrato privado, debería ser también de ocho años. Este es el tiempo en que se deben plantear este tipo de cuestiones a efectos de pensar en la vida de la maquinaria y equipos técnicos, para poder renovarlos de manera gradual".    Hoy mismo, el alcalde va a entregar al presidente del comité de empresa, Manuel Belmonte, la propuesta que hace el Ayuntamiento para municipalizar Limasa. Lo fundamental que se recoge en ese documento es una rebaja salarial del 20 % que, en parte, se podría recuperar con productividad. Además, también figura que la jornada laboral pase de 35 a 37 horas y media semanales. Dice el alcalde que el modelo deberá estar decidido, como máximo, antes de que termine este año. Otro de los asuntos que han puesto sobre la mesa es el de los beneficios de los socios privados. El alcalde insiste en que el mecanismo de compensación que existe en Limasa sirve para evitar la quiebra (es un dinero que el Ayuntamiento transfiere a Limasa si hay más gastos que ingresos) y que eso no son beneficios encubiertos, como dice la oposición. Es más, asegura que en los últimos cinco años, el beneficio de la empresa ha sido cerio: "Si no se paga la compensación, la empresa entraría en quiebra, no podría hacer frente a los pagos y tendríamos dudas de poder pagar al personal en su totalidad. Una empresa de control municipal tiene que tener la capacidad de cumplir como lo hace el Ayuntamiento en todas sus empresas. Eso es lo que garantiza el sistema de compensación; es la cuadratura del círculo".   Sobre el estado de la ciudad; si está limpia o no, el alcalde considera que la situación “no es perfecta”. Aunque no cree que Málaga esté más sucia que hace unos años. En todo caso, reclama, como es su mensaje habitual, mayor implicación de los trabajadores y colaboración ciudadana. Francisco de la Torre: "No comparto que exista un deterioro, creo que es una situación no perfecta pero donde se hace un esfuerzo por parte de Limasa y los vecinos por cumplir las normas. Aunque quedan cosas por hacer; como una mayor implicación".     Por otra parte, un asunto que ha dado mucho que hablar y del que se seguirá hablando ha sido la acusación del presidente del comité de empresa sobre que PP, PSOE e Izquierda Unida habían colocado a trabajadores en Limasa. Hoy el alcalde ha respondido a esa acusación: "A mí no me consta. Dejemos que trabaje la Fiscalía. Puedo dar la seguridad de que nuestro grupo no ha hecho ninguna presión en este sentido".    A esa sesión de dos horas en la comisión de investigación sobre Limasa ha acudido por primera vez la portavoz socialista, María Gámez, a la que el presidente de la comisión, Juan Cassá, ha llamado la atención por sus constantes interrupciones al alcalde."Nunca hemos llegado a estos niveles; esto es una comisión de investigación, no 'Sálvame'. Le pido por favor, señora Gámez, que tenga educación y respete los turnos de palabra. Esto es serio, y hasta el día de hoy, cuando ha venido usted por primera vez, nunca habíamos visto esto".  Una discusión que continuaba así: "Permítame que cuando usted habla determinadas cosas, yo pueda entrar. Si no, esto es el debate perfecto. Yo no he faltado al respeto a nadie".   

Lo más visto