También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

05.685: El 'Gordo' de 'El Niño' deja 100 millones de euros en Bilbao

El número se ha vendido íntegramente en el barrio de Deusto de la capital vizcaína

Agraciados con el gordo del Niño en un bar de Bilbao. EFE
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El Gordo del sorteo de El Niño ha dejado cien millones de euros en Bilbao, en los barrios de Deusto y Arangoiti, donde se han vendido íntegramente las 50 series del 05.685.

Todos los 500 décimos, cada uno de ellos premiado con 200.000 euros, se han vendido en la ventanilla de la Administración número 19, en la céntrica calle Lehendakari Agirre de Deusto, de los cuales 132 han sido para el bar Ziortza, del barrio obrero de Arangoiti.

En este bar, que este sábado ha estado cerrado pese a repartir 26,4 millones en premios, se juega todas las semanas, en décimos, el número 05.685 desde hace 19 años y es de suponer que se seguirá jugando también a partir de ahora.

El dueño del local, Tomi, ha explicado a los periodistas que los afortunados son "gente obrera, clientes de todos los días de un bar de barrio".

"Somos obreros y a nadie le amarga un dulce"

"Me alegro de que les haya tocado. Hay de todo, pero mayoritariamente somos obreros y a nadie le amarga un dulce", ha dicho Tomi, que al ser preguntado por qué no ha abierto hoy el bar ha respondido: "Porque no quiero trabajar más".

Pese a las persianas bajadas del Ziortza, los afortunados vecinos de esta zona de Arangoiti, en la ladera de uno de los montes que rodea Bilbao, se han concentrado en los soportales para celebrar su suerte, aunque el champán lo han tenido que comprar en el bar de al lado, que sí estaba abierto y cuya dueña también jugaba un décimo del 05.685, además de la caja "extra" que ha hecho esta mañana gracias al Gordo.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Alberto, uno de los afortunados de Arangoiti, ha comentado que él comenzó a comprar semanalmente el 05.685 del Ziortza cuando falleció su padre para dar continuidad a su costumbre.

"Mi padre falleció y jugaba siempre ese numero, es una ilusión tremenda", ha apuntado Alberto, que también ha recordado que el número lo empezó a comprar "el padre de Yoli, que se ha muerto este año y algo habrá hecho desde 'arriba'".

En cuanto al destino del premio recibido, además de recordar la parte (20 por ciento) que corresponde "a Montoro" -más bien a la Hacienda Foral de Bizkaia, que es la competente en materia fiscal- la mayoría menciona el típico de "quitarse la hipoteca".

Por su parte, Juan Elejalde, uno de los tres hermanos dueños de la Administración que ha vendido el premio, ha destacado que el Gordo está "muy repartido" por Deusto, Arangoiti y también otras zonas de Bilbao, porque la administración está en un lugar de paso, la avenida Lehendakari Agirre.

"Me da más alegría que toque en Deusto y a la gente del barrio. Yo soy de Deusto y para mí es algo muy importante que toque aquí", ha comentado henchido de sentimiento "tomatero", aunque a su vecino más ilustre, el alcalde Juan Mari Aburto, no le ha tocado, como él mismo ha reconocido al salir a pasear con su mujer por delante de la Administración.

"Me toca todos los días por ser el alcalde de Bilbao", ha apuntado Aburto.

Elejalde ha señalado que es la primera vez que esta oficina vende un Gordo, aunque ha recordado que cuando su madre tenía la Administración "en la plaza del cine Urrutia, al lado de Autonomía", (en el otro lado de Bilbao) vendió el Gordo de Navidad.

"Fue hace mil años, yo era pequeño, en 1963, 64 o 65, y también fue un número bajo que acababa en 5", como el 05.685 con el que hoy él ha repartido cien millones por Deusto y Arangoiti.

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

Según ha explicado a EFE uno de los tres hermanos que regenta esta administración, situada en Deusto, todos los décimos se han vendido en ventanilla y parte de ellos a un bar del vecino barrio de Arangoiti.

Ha señalado que es la primera vez que este despacho de reparte un primer premio de El Niño, aunque su madre sí vendió el Gordo de la Lotería de Navidad en los años 60, cuando la administración se encontraba en otra zona de Bilbao, cerca de la calle Autonomía.

Lo más visto