También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Blog La Linterna Confidencial

Pero ¿quién filtró lo de Rato?

Por Fernando Jáuregui

La llamada del ‘confi’ me llega cuando estoy bajando del AVE, de regreso de Zaragoza. De manera algo atropellada, rodeado de gente que baja maletas ruidosamente, aventuro en El Confidencial que tal vez esa filtración acerca de la amnistía fiscal a Rato, filtración de la que caben pocas dudas que viene de áreas gubernamentales, se debe al entorno de Luis de Guindos. ¿Por qué? Quizá por un cálculo, no sé si bien orientado, que indica que había que hacer estallar un ‘caso ejemplar’, demostrando que el Gobierno es implacable en la persecución del fraude fiscal –entre otras ‘irregularidades’--, caiga quien caiga. No tengo la confirmación total a esta hipótesis, claro, pero todo indica que el equipo de Rajoy está seriamente preocupado por las investigaciones del saliente juez Ruz, que atañen de manera muy directa a una financiación irregular del Partido Popular, y se trata de cortocircuitar el alcance de esas revelaciones del juez ‘estrella’ –quizá a su pesar—que se marcha ya de la Audiencia tras haber abierto un boquete en el casco de los ‘populares’. ¿Qué más le queda hacer a Rajoy, que me consta que está seriamente inquieto por todo lo que ha ocurrido en el pasado en el PP, por más que parezca claro que él no tiene involucración personal alguna en estos ‘affaires’? Por la sede del PP, en la calle Génova, los rumores corren como liebres: puede que el presidente esté pensando en adelantar las elecciones a septiembre, dicen algunas voces que se presumen enteradas –pero ¿quién está enterado con el hermético Rajoy?--. Yo no creo que el presidente, que odia dar pasos arriesgados –bueno, puede que incluso odie dar pasos de cualquier tipo— vaya tan lejos. Pero ahí queda, dicho como hipótesis de trabajo en El Confidencial, que tiene, como es lógico, las características propias del género: aventuramos cosas que escuchamos aquí y allá. En todo caso, lo de Rato, personaje a quien conozco desde mis tiempos colegiales, es gordo. Pudo haber llegado a ser presidente del Gobierno, en lugar de Rajoy, que fue el finalmente designado por el dedo de Aznar. ¿Sospechaba algo este, en el sentido de que Rato era una figura cuestionable? En ámbitos monclovitas lo niegan: Aznar tenía decidido que fuese Rajoy su sucesor, y por eso le hizo vicepresidente primero. En las memorias de Aznar no se confirma del todo esa aseveración: el presidente decía en esas memorias que el sucesor natural debía haber sido Rato, pero que Don Rodrigo rechazó por dos veces esta posibilidad. Para cuando aceptó, Aznar ya había cambiado de opinión. ¿Por qué? Está claro, y es lo único que está claro, que aún queda mucho por decir sobre este ‘affaire’, el más llamativo de los muchos que han venido afectando al PP y al Gobierno de Rajoy.

Lo más visto