También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 04/10/2016

El Papa entre los escombros

En el día de San Francisco de Asís, el papa ha visitado por sorpresa esta mañana Amatrice, la zona devastada por el terremoto del pasado 24 de agosto en el centro de Italia, que costó la vida a casi 300 personas y dejó sin casa a 2.500. Ha sido una visita casi privada, sin avisar a los periodistas y sin agenda previa, para estar cerca de la gente, tan solo acompañado del obispo del lugar. Y ha sido impresionante ver rezar al Papa entre los escombros, conversar sin prisa con profesores, alumnos, bomberos, comer con ancianos que perdieron su casa y acompañar a tanta gente con su cercanía y su oración. “Tenemos que seguir adelante juntos, porque solos es difícil. Ayudaos unos a otros –les ha dicho el Papa-, se camina mejor juntos”. Pasará tiempo hasta que la zona vuelva a ponerse en pie. En tiempo record, y con una fortaleza encomiable, han sido capaces de levantar algunas infraestructuras provisionales, como escuelas, para que la vida pudiera continuar su curso con la máxima dignidad. Pero serán las heridas que no se ven las que más tarden en cicatrizar; las de esas personas que lo han perdido casi todo, y que hoy se echaban en brazos del Papa bañados en lágrimas. Para esas heridas no hay mejor sutura que la fe; una fe que espera, pero no de brazos cruzados, sino que se traduce en gestos de caridad como el del Papa, que en medio de la destrucción todavía visible y del dolor más profundo, nos ha vuelto a enseñar  el verdadero camino de la misericordia.

Lo más visto