También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Línea Editorial: Donald Trump ante la crisis de Corea del Norte

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La crisis en Corea del Norte es un ejemplo trágico del momento errático que atraviesa la política internacional. Pyongyang sufrió un varapalo con las sanciones aprobadas el pasado sábado unánimemente por el Consejo de Seguridad de la ONU, fruto de la colaboración entre Washington, Pekín y Moscú.

Pero la visceral reacción de Donald Trump a las demenciales amenazas de Kim Yong-un han aportado un inesperado balón de oxígeno al régimen norcoreano, con los aliados de EE.UU secundando a China en un llamamiento a la calma que equipara torticeramente a las dos partes.

Igual que en el verano de 1914 las potencias europeas midieron mal sus pasos y terminaron provocando la I Guerra Mundial, existe el temor a que el asunto de Corea pueda írsele a los norteamericanos de las manos. Es momento de extraer conclusiones para reconducir la situación. Por un lado, la mayor firmeza de Trump no solo era necesaria tras los reiterados desplantes de Corea del Norte a la comunidad internacional, sino que además ha forzado un cambio de actitud en China, la potencia de la que, en última instancia, depende la supervivencia del criminal régimen. Pero el liderazgo de EE.UU. no es creíble con un presidente y su secretario de Estado manteniendo discursos contrapuestos. Trump debe entender que su responsabilidad ahora es afrontar una crisis internacional, no arengar a sus seguidores en Twitter.

Lo más visto