También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 07/09/2016

Fin del "caso Soria"

La renuncia de José Manuel Soria al cargo de director ejecutivo del Banco Mundial, a petición del gobierno, cierra un caso algo penoso, en el que se suman la falta de sensibilidad y perspectiva del Gobierno y una desmesurada campaña de quienes aprovechan cualquier cosa para deslegitimar a Mariano Rajoy y contaminar si cabe aún más el debate  político. La decisión adoptada por el exministro es la mejor solución porque sirve para cerrar un caso que amenazaba con distraer la atención del irresponsable bloqueo que padece nuestro país. Es cierto que sorprende, a estas alturas, que un hombre con la experiencia política del presidente del Gobierno se enfangue en semejante pantano. Pero resultan patéticos los intentos del PSOE de hacernos creer que el intento de nombramiento de Soria como director ejecutivo del Banco Mundial es el epicentro de nuestros problemas. No se debería utilizar el caso Soria para tapar otras vergüenzas, como la cerrazón de Pedro Sánchez y su amago de plantear una alternativa radical de izquierdas a la mayoría constitucionalista que puede formarse. El caso Soria está cerrado, aunque sus responsables deben extraer las consecuencias. Pero lo que ahora urge es conformar un gobierno que tutele la recuperación económica, fortalezca las instituciones y afronte el desafío de los secesionistas. 

Lo más visto