También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial

La extrema derecha contra Merkel

La pretensión de la derecha radical y populista de responsabilizar a la política migratoria de Ángela Merkel del atentado en Berlín, es una muestra de demagogia, además de un ejemplo de cinismo que raya lo repugnante. Afirmar, como ha hecho el líder de Alternativa para Alemania, que “estos son los muertos de Merkel”, es un golpe a la inteligencia y al más mínimo sentido de la realidad. Declaraciones como ésta contribuyen a confundir más a una sociedad ya despistada ante los fallos de información y coordinación de las actuaciones policiales. Pero sobre todo, excitan los más bajos instintos y tienden a quebrar la unidad indispensable para afrontar el desafío del yihadismo.La política migratoria requiere constantes ajustes, pero la crítica extemporánea que se ha escuchado mientras estaban aún calientes los cuerpos de las víctimas, se dirige contra los valores de la libertad, la solidaridad y el respeto al diferente, sobre los que se han construido Alemania y Europa. De esta forma hacen el juego sucio a los que diseñan y ejecutan la violencia de una ideología que no respeta la vida de las personas.En estos momentos difíciles los gobernantes deben mantener la cabeza fría, trabajar en la prevención y la persecución del terrorismo, y fortalecer el tejido de la convivencia. Como ha dicho la Canciller Merkel, tenemos que encontrar la fuerza para vivir libres, unos junto a otros, sin ser víctimas de la división y el nihilismo que los asesinos pretenden provocar.

Lo más visto