También en directo
Ahora en vídeo

Línea Editorial

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Acoger y cuidar a los inocentes

Con motivo de la festividad de los Santos Inocentes el Papa Francisco ha escrito una carta sobre la infancia a todos los obispos del mundo. En ella subraya que la Navidad no puede convertirse en un refugio fantasioso para escondernos de los desafíos e injusticias de nuestro tiempo. Entre esas injusticias destaca el dolor de quienes todavía hoy siguen llorando la muerte de sus hijos inocentes. Para hacer frente a ese desafío, el Papa insta a los obispos a mantener el coraje de proteger a los niños de los Herodes de nuestros días; tantos pequeños que han caído en manos de pandilleros, de traficantes, de mercaderes de la muerte; tantos que se han visto forzados a interrumpir su educación; los que son objeto de trata sexual, los que viven en condiciones de esclavitud, los que mueren a causa de la desnutrición o los que viven fuera de sus países, desplazados forzosamente del lugar en que nacieron. Y aquellos, también, cuyo dolor ha sido causado en el seno de la propia Iglesia. El Papa pide perdón, con vergüenza por lo sucedido con algunos de sus miembros, y vuelve a hacer un llamamiento para que la atrocidad de los abusos sexuales no vuelva a suceder, reiterando la conocida consigna de “tolerancia cero”, en la que viene trabajando con determinación la Iglesia desde hace tiempo. La alegría cristiana no se construye negando, sino acogiendo la realidad misma, y lleva consigo una invitación expresa a tomar y cuidar la vida, especialmente la de los santos inocentes que hoy están entre nosotros.

Lo más visto