También en directo
Ahora en vídeo

LaLiga Santander

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Duelo clave por el descenso entre Dépor y Las Palmas

Paco Jémez: "Si no nos salvamos nosotros, ojalá se salve el Dépor"

Paco Jémez, entrenador de Las Palmas, afirmó en la víspera del partido con el Deportivo que el que pierda puede que quede "más tocadoen la lucha por la permanencia, "pero no muerto", si bien dejó claro que se trata de una final para ambos en Riazor.

Paco Jémez
Paco Jémez, durante un entrenamiento | @UDLP_Oficial
  • EFE

El técnico del conjunto canario dirigió la última sesión previa al partido con el Deportivo en la ciudad deportiva de Abegondo, instalaciones que habitualmente utiliza el club coruñés para ejercitarse, pero este viernes no coincidieron porque los blanquiazules trabajaron a puerta cerrada en el estadio de Riazor, escenario de un partido clave por la permanencia.

"Ni el que pierda estará descendido ni el que gane está salvado porque quedan nueve partidos después y es muy pronto para matar a nadie. Mañana el que pierda no va a estar muerto, puede que esté más tocado, pero no muerto", indicó en rueda de prensa.

Jémez admitió que es "una final", un partido "muy, muy, muy importante para los dos", aunque "no es definitivo", y añadió que imponerse supondría "dar un paso adelante bastante importante".

"Me hubiera gustado que este partido se hubiera dado de otra manera, porque el próximo año, uno de los dos no va a estar en primera y el otro es probable que sí. Si al final uno de los dos se puede salvar, será por méritos propios", defendió.

En la lucha por la permanencia, el Levante, que abre la jornada, marca la barrera con la zona de descenso y el técnico de la UD Las Palmas estará pendiente de lo que haga.

"Cualquier ayuda que venga de fuera es buena, pero el resultado para nosotros mañana es igual, haga lo que haga el Levante. Si el Levante pierde o gana, tenemos que ganar. Esto es una pelea por salir de ahí y esa va a ser la dinámica hasta el final. Al menos, eso es lo que queremos, llegar hasta el final peleando", precisó.

Paco, que antes de su comparecencia intercambió opiniones con los exjugadores del Deportivo Manuel Pablo García y Javier Manjarín en la ciudad deportiva, reconoció que es "muy nostálgico" cuando visita La Coruña, donde tiene casa y donde defendió los colores del equipo gallego.

"Yo defiendo los colores de Las Palmas y tengo muy claro lo que quiero que pase mañana, pero me alegra venir aquí. Los sentimientos hay que dejarlos aparcados y ojalá nos pudiéramos salvar los dos, pero eso es muy difícil, eso no va a pasar, y, si no nos salvamos nosotros, ojalá se salve el Dépor", expuso.

El técnico dijo que "las sensaciones antes de los partidos son siempre buenas", no como las que tuvo después de la última derrota. "Salí muy cabreado sobre todo en el tema de cuando teníamos balón, porque fuimos un equipo que dimos muchas facilidades. Corrimos mucho pero hacia atrás ante un equipo como el Villarreal, que sabe aprovechar tus debilidades. Espero que sea algo puntual y que mañana podamos ser un equipo competitivo", comentó.

De su rival dijo que "si está en la situación en la que está es porque tiene muchas cosas que mejorar", igual que el equipo canario. "Desde fuera me es imposible hacer un juicio de valor. Cuando se cambia de entrenador, se busca un revulsivo, un cambio. Se trata de buscar un entrenador que haga las cosas diferentes. Seedorf lleva poquito tiempo, pero me parece que el Dépor tiene herramientas suficientes para poder salir de ahí y estar en una situación más cómoda", aseguró.

Sobre la posibilidad de entrenar algún día al Deportivo, precisó que el "futuro es incierto y los caminos del señor, como los de los entrenadores, son inescrutables". "Ya veremos dónde nos lleva el viento. A veces se puede escoger dónde te lleva y otras veces, no. Si el viento algún día me lleva adonde estoy a gusto y me gustaría entrenar, pues perfecto, pero no siempre se puede elegir", zanjó. 

Lo más visto