También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PODCAST | HOLLYWOOD LAND

El último adiós a Miloš Forman

El director de origen checo falleció este fin de semana en su casa de Connecticut rodeado de su familia y amigos, en la que es la despedida de uno de los mejores cineastas de la historia, ganador de dos Oscar en la categoría de Mejor Director.

 El director checo, Milos Forman, en una imagen de archivo.
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El mundo del cine llora a uno de los mejores directores de la historia. Miloš Forman dijo su último adios en la madrugada del pasado viernes al sábado dejando atrás una dilatada carrera en Hollywood con 15 películas, entre documentales y largometrajes chechos y de factura norteamericana. Natural de la ciudad de Čáslav, los padres del cineasta fueron víctimas de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Su madre murió en el campo de Auschwitz en Polonia, mientras que su padre lo hizo en el campo de concentración nazi de Buchenwald en Alemania. Forman se fue a vivir con sus parientes y en 1970, y tras haber realizados cinco películas de caracter social, pone rumbo a Nueva York, fruto de las represiones en Checoslovaquia tras la Primavera de Praga. Apenas 5 años después de su llegada la meca del cine, Miloš Forman conseguiría su primer Oscar a Mejor Director por la película Alguien voló sobre el nido del cuco, protagonizada por Jack Nicholson, producida por Michael Douglas y que trataba sobre un joven condenado por asalto que es recluido en un centro psiquiátrico. 

Alguien voló sobre el nido del cuco fue la segunda película en la historia en ganar en las cinco principales categorías a los Oscar: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Principal, Mejor Actriz Principal y Mejor Guion Adaptado.

Posteriormente el cieasta checo dirigiría dos nuevos éxitos de crítica. Primero la adaptación del famoso musical de Broadway Hair, y más tarde el drama racial sobre el Jazz Ragtime con unos jovencísimos Jeff Daniels y Samuel L. Jackson. Pero sería en la gala de los Oscar de 1985 cuando Forman repitió hazaña. Presentándose con una película biográfica sobre el compositor Wolfgang Amadeus Mozart, el director consiguió que fuera a él a quien entregara Steven Spielberg la estatuilla a Mejor Director, en la que sería la segunda de su carrera, convirtiéndolo así en uno de los 20 directores que han conseguido repetir galardón en la historia. Amadeus, que adaptaba de nuevo una obra de teatro, en este caso de Peter Schaffer, consiguió 8 premios Oscar en total, otra hazaña compartida por muy pocos.

Precisamente al recoger el premio de la mano del creador de Amblin y Dreamworks, Miloš Forman tuvo palabras de agradecimiento para la Academia de Hollywood por permitirle colaborar con cineastas de origen checo al mismo tiempo que con profesionales norteamericanos. Un cine checo en aquellos años aún se mantenía bajo la lupa del gobierno comunista en Checoslovaquia que todavía tardaría unos 4 años en caer, cuando también lo hiciera el Muro de Berlín.

En los años 90 Forman siguió doctorándose en cine biográfico. Si primero abordó los excesos y la destrucción de un personaje como el creador de la revista Penthouse en El escándalo de Larry Flint, en 1999 consiguió retratar la incomprensión y la excentricidad hacia un personaje tan singular como fue el cómico Andy Kaufman. Jim Carrey dio vida a Kaufman en el largometraje que se tituló Man on the moon, mismo título que dio el grupo R.E.M. a la canción que compuso originalmente para la película y que a la postre se consideraría una de las mejores temas de la banda. 

Uno de los últimos trabajos de Miloš Forman fue precisamente en España, donde rodó gran parte de su película Los fantasmas de Goya. La película está protagonizada por Stellan Skarsgård como el pintor español, Natalie Portman y Javier Bardem como un miembro de la Inquisición. La cinta giraba en torno a la obsesión de Francisco de Goya con una de sus musas, y una trama centrada en acusaciones de herejía en tiempo inquisitivos. Rodada principalmente en Madrid, supuso el último largometraje del realizador checo, estrenada en 2006.

Miloš Forman durante el rodaje de Los fantasmas de Goya

Desde entonces Forman estaba retirado de la dirección, aunque volvió a aparecer como intérprete hasta en tres películas, la última de ellas la francesa Les Bien-Aimés, en la que compartía cartel con la mítica actriz francesa Catherine Deneuve. El director checoslovaco se marcha dejando atrás una carrera marcada poor el documentalismo, por la narración de acontecimientos históricos sobre la ficción, por el casicismo, el humor y una marcada inclusión de su estilo europeo en el paladar formal de los votantes de la Academia. Forman es culpable también de una de las mejores interpretaciones de Jack Nicholson, del mejor F. Murray Abraham, del primer gran papel de Woody Harrelson y el trabajo más ambicioso de Jim Carrey. Después de una de las infancias más dura que un narrador de historias puede imaginar, afortudamante, y como ha podido confirmar su esposa, Miloš Forman dejó este mundo en paz y junto a su familia y sus seres queridos. 

Lo más visto

  • La Estructura no se ha encontrado