También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

"Los autores del fraude en la SGAE ganaban 8 veces más en derechos que Alejandro Sanz"

 
 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La Policía Nacional lanzaba este martes una operación contra el fraude en el cobro de derechos de autor de piezas musicales emitidas en televisión por parte algunos autores asociados a la SGAE y por la que hay una veintena de detenidos.

Este "entramado" que creaba "música de baja calidad" y registraba "falsos arreglos" sobre obras musicales de dominio público para después ponerlas a nombre de testaferros y empresas editoriales.

En 'Herrera en COPE', Manuel Marvizón, miembro de la junta directiva de la SGAE ha explicado que desde la entidad llevan años luchando contra estas "malas prácticas y el uso fraudulento en los sistemas de reparto”. “Hemos acudido incluso a un arbitraje internacional”, ha aclarado.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Manuel Marvizón en 'Herrera en COPE'

El objetivo del entramado era emitirlas en programas nocturnos de diferentes cadenas de televisión y generar derechos de autor, es decir, un enriquecimiento "injusto" a través del pago de estos derechos realizado por la SGAE en sus liquidaciones. “Estamos hablando de mucho dinero durante muchos años. Uno de estos autores ganaba hasta ocho veces más de dinero que Alejandro Sanz”, ha advertido Mavizón.

Para conseguir esos contratos de emisión de sus piezas musicales contaban con personas en el seno de las televisiones que los facilitaban a cambio de la cesión de determinados porcentajes de derechos o/y una contraprestación económica.

Esta cesión de derechos de obras musicales "falsas" convertía a las cadenas en titulares de derechos de propiedad intelectual de las obras, generándoles un "retorno" -beneficio económico- en función de los minutos y franjas horarias en las que eran emitidas en sus programaciones y que la SGAE abona en sus liquidaciones semestrales, según la policía.

Para maximizar las ganancias en concepto de "retorno", las televisiones extienden la programación de esa música a otras franjas horarias como un fondo "inaudible", es decir, la emisión de una sintonía que no es percibida por el oído del televidente en ningún momento, si bien sí se declara como música emitida.

Lo más visto