También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

“Hay un 50% de mossos que estamos callados porque tenemos miedo”

Inma es una agente de la policía autonómica catalana expedientada que asegura que "el cuerpo está totalmente politizado" y los mandos "buscan hacer el mayor daño posible a los agentes más vulnerables".

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Por ello esta mosso, que lleva 21 años en el cuerpo de Mossos d'Esquadra, pide al ministro del Interior, a José Ignacio Zoido que "no nos dejen, que el ministro Zoido habla la pasarela porque la necesitamos, nos estamos exponiendo a ganar hasta 700 euros menos, pero si pedimos el cambio es porque lo necesitamos".

Denuncia Inma, que harta de todo ha comparecido en 'Herrera en COPE' con su nombre y sin distorsionar su voz, que la politización de los mandos del cuerpo de Mossos d'Esquadra "últimamente el tema se ha extraviado en gran medida, hay una fractura total teniendo en cuenta que todos los mandos son independentistas, de inspectores para arriba son todos independentistas, los subdirectores no, pero incluso los comisarios e inspectores no lo esconden".

Inma puede enfrentarse a un nuevo expediente, como el que ha cumplido durante 7 meses castigada con una sanción sin empleo y sueldo porque su madre, madrileña cogió el ordenador de la mosso y subió a sus redes sociales una opinión desfavorable sobre el presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont. La agente no entiende que ella se haya tenido que buscar hasta su propio abogado cuando se está protegiendo al mayor Trapero que se enfrenta a una pena de 10 años de cárcel, "están totalmente politizados", a Trapero no se le abre ningún expediente y "ahora se me caduca el expediente y me lo vuelven a abrir y me mandan a 80 kms de mi casa".

"Buscan hacer el mayor daño contra los agentes más vulnerables. Los mandos no cumplen horario y algunas normas y no les hablen expediente", harta de todo ello, Inma dice "quiero cambiar a otro cuerpo policial a la voz de ya, esto dentro de dos años a los mossos que estamos dando la cara, denunciando, van a llevar todas las represalias habidas y por haber, hay un 50% de mossos que no apoyan y estamos callados porque tenemos miedo, es una dirección zumbada y me da igual que vengan a por mí, me da igual".

Sobre la actuación de los mossos el 1-O, la agente asegura que "ahora quiere demostrar el señor Trapero dio la orden y que fueron los mossos los que no cumplieron su orden. Es muy característico de este cuerpo que la mierda vaya hacia abajo. La cúpula diseño un dispositivo y se dieron órdenes; el dispositivo era el que era y no hay más de lo que hay. Cómo puede ser que desde el viernes los colegios no estén cerrados. qué hace una pareja de mossos ante 300 personas con un portátil, pues sobre ellos va a caer todo el peso de la ley y no sobre el señor Trapero".

La agente ha tenido que cambiar, incluso a su hijo de colegio, "iba a la Escola La Vall de Terri, a mi hijo su profesora una tal Dolo le dijo que no tenía que hablar castellano,  que ya lo hablaría de mayor, y ¡en extraescolares hablaba chino!"

El miedo de la agente de los Mossos d'Esquadra es "a ver ahora cómo hacen purga o te vas de Cataluña o vives en una mierda de país. Que no nos dejen, que  el ministro Zoido habla la pasarela porque la necesitamos, nos estamos exponiendo a ganar hasta 700 euros menos, pero si pedimos el cambio es porque lo necesitamos".

Lo más visto