También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

Se cumplen 40 años del asesinato de Atocha

Monumento a los abogados laboralistas de Atocha en la Plaza...
Monumento a los abogados laboralistas de Atocha en la Plaza de Antón Martín de Madrid, asesinados hace cuarenta años. Wikimedia

40 años del asesinato de los abogados laboralistas de AtochaEste martes se cumplen 40 años de un acontecimiento que sirvió de catalizador para afianzar la Transición Española. Tal día como hoy de hace cuatro décadas unos pistoleros irrumpían en un despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha de Madrid y mataban a cinco personas. La conmoción de aquel crimen sirvió para legalizar al Partido Comunista. Los más viejos del lugar saben que cualquier tiempo pasado no tuvo que ser, necesariamente, ni mejor ni más sencillo.El 24 de enero del 77, hacía poco más de un año que Franco había muerto... Los últimos meses del 76 habían dejado un reguero de atentados de ETA, los GRAPO habían secuestrado al presidente del Consejo de Estado y se había aprobado una Ley de Reforma Política que anunciaba el fin de una era, sin que todavía estuviera claro en qué consistiría lo nuevo.En aquella España, todavía vivían quienes, cuarenta años antes, habían hecho la guerra y habían sufrido los abusos previos y las heridas posteriores. Ganadores y perdedores de aquel conflicto estaban negociando bajo cuerda la legalización del Partido Comunista, algo tan peliagudo como fundamental para poder transitar hacia un régimen  democrático.Fue en esas circunstancias cuando, a las diez y media de la noche, unos pistoleros ultraderechistas llamaron al número 55 de la calle Atocha. Buscaban al dirigente comunista Joaquín Navarro, convocante de una gran huelga en el transporte de Madrid... Al no encontrarlo abrieron fuego contra los presentes. Cinco muertos y cuatro heridos. La actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, trabajaba en aquel despacho, pero aquella noche estaba en una cafetería cercana: "Para nosotros no era demasiado raro el que nos detuvieran, pero la verdad es que les llamábamos por teléfono y no lo cogían. Y entonces nos pusimos el abrigo José María y yo, era una noche de frío, y salimos a la calle. Y nada más salir a la calle la gente del barrio, que nos conocía, nos dijeron 'iros, iros corriendo, os van a matar a todos. Han matado a vuestros amigos, han matado a vuestros compañeros'", rememoraba Carmena. Santiago Carrillo ya había regresado a España, pero el Partido Comunista seguía siendo ilegal y una parte importante de la sociedad española no olvidaba la matanza de Paracuellos o el asesinato del líder de la oposición en el 36, Calvo Sotelo, a manos de pistoleros de izquierda, tres días antes de que comenzara la guerra.El caso es que al entierro de los abogados de Atocha acudieron cien mil personas, lo que fue la primera gran demostración de fuerza de la izquierda en la calle durante la Transición. Se dio la paradoja de que las fuerzas de seguridad tuvieron que escoltar y proteger a miembros de un partido que seguía siendo ilegal.Aquel atentado y aquella presencia masiva en la calle fueron clave para que, tres meses después, el famoso Sábado Santo de 1977, se anunciara la legalización del PC.España había superado uno de los momentos más complicados de la Transición. El resto es Historia conocida.Manuela Carmena rememora el asesinato de los abogados laboralistas de Atocha

Lo más visto