También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fútbol | Atlético de Madrid

Simeone: "El año que fuimos campeones perdimos con el Almería y el Levante"

Simeone considera que más allá de la derrota ante el Chelsea su equipo "siempre ha competido muy bien". Además remarcó que está muy contento con Carrasco y que el belga será "importantísimo en el futuro".

Smeone
Simeone considera a Carrasco un jugador importantísimo para su equipo. | Atlético de Madrid

El argentino remarcó este sábado que su equipo, más allá de la derrota con el Chelsea, siempre ha competido "muy bien" en esta temporada y repasó que cuando su conjunto salió campeón de la Liga en 2013-14 perdió con el Almería o el Levante.

En la víspera de jugar en Balaídos frente al Celta, después de cuatro partidos consecutivos sin ganar, con el empate sin goles contra el Qarabag en la Liga de Campeones como último resultado, el técnico apostó por el "equilibrio" y la "tranquilidad", seguro del margen de mejora y del nivel competitivo de su conjunto. "Lo preocupante sería que el equipo dejara de ser uno mismo", apuntó.

"Cuando salimos campeones perdimos en Almería o con el Levante. O sea, es fútbol. El fútbol es maravilloso, sigue dando resultados que le dan posibilidades a todos, porque es un juego en el que la concentración y la contundencia son determinantes para después la opinión y la crítica girar para un lado o para el otro", dijo.

"Los equipos que tienen más contundencia viven más cómodos y los que tienen menos contundencia viven con más dificultades en este juego tan competitivo como es el fútbol", continuó el técnico, que insistió más adelante en esa cualidad como un factor clave para la visión posterior de la crítica sobre la situación de cada equipo.

"Es como todo se quiera ver. Ganábamos al Barcelona 1-0 hasta el minuto 82, empatamos y está mal. Empatamos con el Leganés 0-0 y está mal. Entonces, claro, ya la gente de fuera pierde un poco la línea de lo que está bien y lo que está mal. Nosotros tenemos que tener el equilibrio de saber que hicimos un muy buen partido con el Barcelona, que hicimos un buen primer tiempo y un mal segundo con el Leganés y bueno en el primer tiempo con el Qarabag, al menos con situaciones para ponerte en ventaja, y malo en el segundo", repasó.

"Si el otro día hubiésemos marcado un gol en el primer tiempo con Carrasco o Griezmann hubiese sido un partido más de todos los que habíamos ganado. No se hizo, no es lo mismo y es lógico que el segundo tiempo sea diferente a lo que se vio anteriormente. El partido del Leganés en los últimos minutos y el del Qarabag posiblemente fueron los no buenos de este arranque de temporada".

Simeone, "conviviendo con esa realidad", no pierde "el equilibrio". "Ni empatar contra el Barcelona es muy malo faltando cinco minutos y tampoco es tan malo jugar mal un segundo tiempo. Puede suceder. Son futbolistas que compiten muy seguidamente y lo vemos que no hay muchos equipos que jueguen bien. Hay equipos tienen mucha más contundencia y eso acomoda las situaciones para la crítica para un lado o para el otro", expuso el entrenador argentino.

"Más allá de la derrota del Chelsea, siempre hemos competido muy bien, a veces jugando mejor, a veces jugando peor, pero siempre manejando niveles de competitividad, que es lo que cuenta. Lo preocupante sería cuando el equipo deja de competir o deja de ser uno mismo", remarcó el técnico, que apuntó que "no hay mensaje para la afición, a la gente hay que mandarle hechos, no palabras".

También habló de la "realidad de este año y medio", sin poder contratar futbolistas por la sanción de la FIFA. "Es un año y medio que estamos con los mismos chicos compitiendo y ellos mismos esforzándose para dar el máximo y está claro que hay un montón de matices dentro del crecimiento que me imagino hacia adelante que van mejorados, pero esto va con tranquilidad y equilibrio", valoró.

"Ni me pongo entusiasta cuando ganamos en Bilbao ni me deprimo cuando empatamos en Qarabag. Siempre tengo una línea, de la estabilidad y del equilibrio, y transmitiendo eso las situaciones se van acomodando con trabajo, con entusiasmo, con interpretar los momentos de la temporada y cuando uno tiene un equipo que interpreta los momentos de la temporada está claro que después las cosas van por su camino", concluyó. 

El argentino aseguró este sábado que está "muy contento" con el belga Yannick Carrasco, con el que estuvo hablando un "rato largo" el viernes y del que resaltó que es un jugador "determinante en el equipo" e "importantísimo de cara al futuro".

"Yannick no va a participar en este partido y viene haciendo un esfuerzo enorme para ayudar al equipo desde que empezó la temporada con unas molestias en la rodilla. Yo estoy muy contento con él", explicó el técnico en rueda de prensa.

"Para mí, es un jugador determinante en el equipo, importantísimo de cara al futuro. Estuvimos hablando ayer con él un rato largo, el equipo lo necesita bien, el grupo quiere que esté fuerte y ojalá en estos días pueda recuperarse de la mejor manera para contar con el mejor Carrasco, porque es el jugador que necesitamos", continuó.

También fue preguntado por el enfado del extremo con su cambio en el partido del pasado miércoles contra el Qarabag en la Liga de Campeones. "En cuanto a la actitud, creo que los jugadores quieren siempre jugar, la ilusión de estar en el campo, y es normal que cuando cualquier futbolista salga pueda mostrar no alegría", dijo.

Simeone también habló individualmente de un futbolista: el centrocampista argentino Augusto Fernández, ya restablecido de una lesión muscular.

"Augusto está mucho mejor, está creciendo, está con posibilidades claramente de mañana participar y jugar. Y lo necesitamos. Es un jugador que tiene claridad de juego, tiene mucho entusiasmo, sobre todo de un tiempo a esta parte que no viene jugando, y toda su ilusión y jerarquía que tiene como futbolista seguramente nos hará sumar un mediocampista con características importantes dentro del equipo. Él está bien, mucho mejor y mañana estará ahí para pelear por jugar", explicó Simeone.

El argentino convocó este sábado a 19 jugadores para el partido contra el Celta en Balaídos, con las bajas por lesión de Koke Resurrección, fuera por segundo duelo seguido, y Yannick Carrasco y con el único descarte del portero Axel Werner.

"Koke sigue ahí con sus molestias, así que descansará este partido", confirmó el entrenador en rueda de prensa después del entrenamiento, en el que tampoco se ejercitó Carrasco, por unas molestias en la rodilla que le impedirán viajar a Vigo: "No va a participar en este partido. Viene haciendo un esfuerzo enorme para ayudar al equipo desde que empezó la temporada con unas molestias".

Son las dos bajas del equipo para Balaídos, donde el técnico contará con el resto de sus jugadores, todos dentro de la convocatoria menos el portero Axel Werner. A la lista, por contra, vuelven tanto Juanfran Torres como Luciano Vietto, los dos descartes de la citación anterior para el duelo de la Champions en Azerbaiyán.

La convocatoria está compuesta por 19 futbolistas: los porteros Jan Oblak y Miguel Ángel Moyá; los defensas Juanfran Torres, Sime Vrsaljko, Stefan Savic, José María Giménez, Diego Godín, Lucas Hernández y Filipe Luis; los medios Nico Gaitán, Gabi Fernández, Thomas Partey, Saúl Ñíguez y Augusto Fernández; y los delanteros Antoine Griezmann, Ángel Correa, Luciano Vietto, Fernando Torres y Kevin Gameiro. 

Lo más visto