También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
"Esto ha acabado con mi carrera"

Dos años de cárcel para el hombre que agredió a Nauzet Alemán en una discoteca

Airam Jonay R.R. ha sido condenado a dos años de cárcel, que no cumplirá y al pago de una indeminación de 15.314 euros por estrellar un vaso en la cara a Nauzet Alemán durante una pelea en una discoteca de Las Palmas en febrero de 2016. El exfutbolista señaló que el incidente "acabó con mi carrera".

Nauzet Alemán
Nauzet Alemán necesitó 18 puntos de sutura en el incidente. | EFE
  • EFE

El Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a dos años de cárcel al hombre que estrelló un vaso en la cara al jugador Nauzet Alemán en una discoteca, una pena que no cumplirá siempre que no vuelva a delinquir y pague una indemnización de 15.314 euros.

El procesado, Airam Jonay R.R., se enfrentaba hasta esta misma mañana a una solicitud de condena de tres años y cuatro meses de cárcel que hubiera implicado, probablemente, su ingreso en prisión.

Sin embargo, el acusado ha reconocido los hechos ante el juez, se ha declarado culpable de un delito de lesiones y de otros dos delitos leves de amenazas y lesiones y ha aceptado la condena finalmente propuesta por el fiscal, que ha sido de dos años.

El acuerdo de la defensa con la Fiscalía ha sido posible gracias a que el jugador, que ejercía la acusación particular, no solo lo ha aceptado, sino que ha precisado ante el juez que está conforme con que el procesado le pague los 15.314 euros fijados como compensación de forma fraccionada y proporcional a su actual capacidad económica.

En vista de ese acuerdo, el juez ha dispuesto que Airam Joany R.R. comience a pagar cien euros mensuales al exjugador de Las Palmas, con la advertencia de que revocará la suspensión de su condena de prisión si deja de abonar esa cantidad sin justificación.

Los hechos que se han juzgado en la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria ocurrieron a las 2.30 horas del 21 de febrero de 2016 en la discoteca "Chester" de la ciudad, horas después de que la Unión Deportiva cayese derrotada por 1-2 en su estadio contra el FC Barcelona, en un momento especialmente tenso para el equipo amarillo, que estaba en puestos de descenso.

El acusado ha confesado ante el juez que tras reconocer a Nauzet Alemán en la discoteca "se dirigió a él con ánimo de intimidarlo" y le dijo en varias ocasiones: "te quiero matar".

El entonces jugador de la Unión Deportiva pidió explicaciones a Airam Jonay R.R. por sus palabras, a lo que este respondió estrellándole un vaso en la cara, lo que le ocasionó un corte que requirió de 18 puntos de sutura y que le tuvo de baja 15 días. Después, el procesado golpeó a un amigo de Nauzet Alemán que intentó ayudar a este y le ocasionó lesiones en el tabique nasal.

Este incidente fue uno de los problemas disciplinarios que tuvo que afrontar el entonces técnico, Quique Setién, durante su primera temporada en la UD Las Palmas, y también uno de los más sonados, porque involucraba además al delantero argentino Sergio Araujo, que aquella noche se encontraba igualmente en la discoteca "Chester".

Nauzet Alemán fue apartado de la plantilla esa misma semana y, al final de la temporada, el club rescindió su contrato. Al término de la vista, el procesado se ha acercado al futbolista a pedirle disculpas y este le ha estrechado la mano.

Nauzet Alemán ha celebrado que el episodio de la agresión se haya cerrado, porque considera que este asunto, en buena medida, acabó con su carrera deportiva. "Ya era hora, tenía muchas ganas de que se cerrara todo esto. Ahora, a vivir la vida con mi familia y a ser feliz".

"Ahí están los hechos. Llevo dos años de calvario, prácticamente ha acabado con mi carrera. Y un porcentaje alto de culpa lo tiene esto. Me ha afectado mucho", ha reconocido el futbolista a la salida de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. Sin embargo, ha remarcado que "la vida sigue" y que lleva "la cabeza bien alta", porque sabe que él no hizo "nada".

Por otro lado, el jugador de Las Palmas Tana ha sido sancionado con un año de retirada del carnet de conducir y el pago de una multa de 1.080 euros tras ser sorprendido en 2016 circulando a 138 km/h en un tramo limitado a 50 km/h. El centrocampista ha acatado la pena para no ir a juicio.

Lo más visto