También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Por el cierre de la grada de Río por falta de seguridad

El Celta pidió la suspensión del partido con el Atlético o jugar en el Metropolitano

El Celta de Vigo llegó a pedir a LaLiga la suspensión del partido de este domingo ante el Atlético y al club rojiblanco el jugar en el Metropolitano, tras conocer el cierre de la grada de Río por falta de seguridad que impedirá a 7.500 de sus abonados presencia el encuentro.

Balaídos
Estadio de Balaídos. | Celta de Vigo

El Celta de Vigo ha pedido a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) la suspensión del partido que este domingo tendría que disputar contra el Atlético de Madrid debido al cierre de la grada de Río por "falta de seguridad".

Una petición que ha sido rechazada por la patronal del fútbol español, lo que motivó que la directiva del Celta le ofreciese al Atlético de Madrid jugar el partido de este domingo en el Wanda Metropolitano y el de la segunda vuelta en Balaídos, lo cual tampoco ha aceptado el conjunto rojiblanco, informaron fuentes del club gallego.

El ayuntamiento de Vigo, propietario del estadio de Balaídos, anunció este viernes que la grada de Río -donde el Celta tiene alrededor de 7.500 abonados- permanecerá cerrada "por falta de seguridad" durante este partido liguero.

"Respecto de la situación de la cubierta de la grada de Río, una vez bajada la estructura y sometidas las esferas en las que se encajan las barras a las pruebas pertinentes, los ingenieros de la dirección de obra confirman que no se puede garantizar la seguridad en esa grada durante el partido del domingo", explica el ayuntamiento en su comunicado.

Abel Caballero, justificó su decisión de cerrar las gradas de Rio Alto y Bajo, con una capacidad para 12.500 espectadores, durante el partido contra el Atlético de Madrid porque "sin garantías de seguridad al mil por mil la grada se cierra".

"Para mí la seguridad es lo más importante y ya lo hicimos en otras ocasiones. Al no tener garantías al mil por mil para la seguridad de las personas decidimos que la grada no se puede utilizar. Es la recomendación que nos hacen los técnicos y la decisión la tomo yo. La probabilidad de que pase algo está por debajo del uno por mil", indicó el regidor socialista a los periodistas.

El alcalde señaló que el Ayuntamiento se encargará de devolver el coste de las entradas a los socios y que después le demandará esa cantidad económica "a las empresas que cometieron el error".

Varios aficionados del Celta de Vigo se han acercado a las taquillas de Balaídos para pedir "una solución" a la directiva que preside Carlos Mouriño después de que el club anunciase que era "imposible" reubicar a los socios en otra grada, eso sí, les devolverá el importe proporcional del abono o de la entrada.

"Es una vergüenza que los socios que pagamos religiosamente nuestra cuota no recibamos ninguna explicación y no podamos asistir al partido. Y lo peor es que en las taquillas no había nadie para explicarlos nada. Sólo pedíamos una explicación", explicó una aficionada celeste con más de diez años como abonada del Celta.

Antonio, otro veterano abonado, también habla de "vergüenza" y amenaza con entrar "a la fuerza" en el estadio. "En este club nadie da la cara, estamos aquí esperando a que nos expliquen qué podemos hacer. Varios socios hemos hablado y no descartamos nada, incluso entrar a la fuerza porque estamos muy enfadados", afirmó.

La grada de Río de Balaídos ya estuvo cerrada en los amistosos veraniegos que el equipo dirigido por Juan Carlos Unzué disputó contra el AS Roma y el Udinese, y más recientemente contra el Pachuca mexicano.

Es la misma grada que el pasado mes 4 febrero motivó la suspensión del partido Celta de Vigo-Real Madrid de la Liga Santander debido a los daños causados en la cubierta por el fuerte temporal que azotó a Galicia aquella noche.

Lo más visto