También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fórmula 1

Alonso: "La F1 es bastante previsible es algo a tener en cuenta para mi futuro"

Fernando Alonso ha reconocido en la sala de prensa del Circuito Barcelona-Cataluña que le produciría más alegría ganar las 24 horas de Le Mans que el Gran Premio de España de Fórmula Uno. Por su parte, Carlos Sainz ha señalado que le está costando adaptarse al nuevo Renault.

Fernando Alonso
Fernando Alonso | @McLarenF1
  • EFE

Cuando se le ha preguntado si ansía más una victoria en la gran prueba de resistencia francesa o el GP de España, el dos veces campeón del mundo de F1 ha razonado lo siguiente: "Hace un par de años hubiese dicho el GP de España porque ganar en F1 es algo con lo que soñamos desde 'karts'. Pero ahora que he ganado un par de carreras en España, obviamente ganar las 24 horas de Le Mans es lo más importante, porque es la carrera más grande del mundo. Todo el mundo tendrá distintas respuestas según el estado o el punto de la carrera en la que se encuentre".

Precisamente, Alonso llega a Barcelona coronado como vencedor del equipo que se llevó las 6 horas de resistencia de Spa, victoria que rompió con cinco años sin subir a lo más alto del podio, después de que su último triunfo lo firmase precisamente en el Circuito de Barcelona hace cinco años con Ferrari.

Su participación en el mundial de resistencia no le está plantando una salida de la F1 el año que viene, según ha comentado hoy, ni una exaltación del ánimo tras la victoria.

"No importa el resultado del campeonato de resistencia. Estoy en dos campeonatos y contento con los progresos que estamos haciendo aquí en McLaren. Uno de los grandes problemas es que aquí es bastante predecible. Ahora podemos escribir la clasificación que habrá en Canada o en Sirverstone y eso es algo que hay que considerar en cuanto a decisiones del futuro, porque es un poco triste la dirección que ha tomado", ha razonado.

De su victoria en Spa, ha dicho: "Fue algo bueno. Hacía mucho tiempo que no me subía al podio. Ha sido una buena preparación, y dura, además. Ha habido mucho simulador, muchas pruebas. Ver las cámaras 'on board' de otros años. Ha sido bueno para el equipo lograr este resultado y, por supuesto, para mí, que hacía tiempo que no ganaba".

"Son carreras muy difíciles de predecir porque son muy largas, aunque tengas mucha confianza durante las primeras horas. Cualquier cosa puede cambiar. Pueden pasar cosas inesperadas. Fue bueno empezar con una victoria", ha añadido.

De la situación actual de McLaren, ante la quinta prueba puntuable para el mundial que se correrá este fin de semana, Alonso ha reconocido que su coche está "por detrás" de la que ha denominado clase media de la F1.

"No estamos en la posición que esperábamos al principio del invierno, pero al mismo tiempo hemos tenido un comienzo muy positivo porque somos el único equipo que hemos terminado las cuatro carreras con ambos coches, hemos puntuado en todas las carreras, estamos cuartos en el mundial de constructores y hace tres meses estábamos aquí en los ensayos y no pudimos hacer muchas vueltas como el resto de equipos, con problemas de fiabilidad y esto nos marcó mucho en Australia", ha resumido.

A pesar de los inconvenientes, Alonso insiste en que la fotografía actual es buena "por los resultados que estamos obteniendo", relativos a que ha estado puntuando y concluyendo todas las carreras. "En términos de competitividad, todavía no estamos en la Q3, no estamos entre esos 10 mejores y es algo que queremos cambiar y, si es posible, este fin de semana", ha deseado. "Esta clase media está muy ajustada, está a dos o tres décimas y tenemos ahí a siete u ocho coches. Va a ser muy ajustado", ha añadido el piloto.

Cuando se le ha preguntado si podía cuantificar la diferencia con el resto de equipo que tiene por delante, se ha limitado a apuntar el problema de superar la Q2: "Es difícil cuantificar la diferencia que hay con los equipos de delante. En todas las Q2 nos han eliminado, estamos a un 1.8 o 1.2. Esa es mi estimación. Hemos estado en circuitos donde la potencia es clave, como en estas pasadas cuatro carreras. Quizá aquí (Barcelona) y en Mónaco podamos ver algo distinto".

"Espero que McLaren gane algo de ritmo en estos circuitos. Ahora todos traemos mejoras, algunas funcionarán de inmediato y otras tendrán más tiempo y con un poco de suerte podremos sacar petróleo, pero nos queda mucho camino por delante. El año pasado estuvimos aquí y sacamos cero puntos. Ahora, por le menos, hemos hecho un buen comienzo", ha sentenciado.

Acerca de los cinco año sin ganar en la F1 y de dónde saca la fuerza para mantenerse competitivo, Alonso lo ha explicado con las siguientes palabras: "He mantenido la motivación porque soy muy competitivo, me encantan las carreras y ganar. En el 2013 ganamos. Los neumáticos se degradaban y paramos una vez más y por eso ganamos, no porque el coche fuese más rápido".

No cree que el impulso de la victoria en Spa le vaya a servir de algo en Barcelona. "El comienzo con McLaren no ha sido malo, pero la victoria en Spa no va a cambiar nada. Son dos series diferentes y dos mundos distintos. Cada vez que tengo un coche y estoy cerca de la victoria voy a ir a por ella, y he hecho carreras mejores que la victoria de hace cinco años, como por ejemplo en Bakú (el último gran premio). Es difícil ver desde fuera", ha dicho.

Carlos Sainz admitió este jueves, que le está costando un poco adaptarse al Renault y que, cuando lo logre, que espera que sea en breve, "todo irá sobre ruedas". El madrileño reconoció que los desajustes se deben a la falta de adaptación y que él no trabajó en la configuración del automóvil, como sí hizo su compañero, el alemán Nico Hülkenberg.

A pesar de ello, se le recordó en la sala de prensa del Circuito de Barcelona-Cataluña que los responsables de Renault están contentos con su trabajo e, incluso, contemplan la opción de ampliar su relación.

"Los jefes en la F1 aprecian el trabajo que estoy haciendo y ven que estoy muy cerca, y que en cualquier momento puedo dar la sorpresa, y por eso estoy calmado. Y espero poder devolverle al equipo resultados como el de Bakú (acabó quinto), por la oportunidad que se me ha presentado", dijo.

"Estoy confiado en que cuando pueda corregir un par de cosas que necesito, y hablamos de márgenes muy cortos, lo haré mejor. No estoy angustiado. Todo irá sobre ruedas", añadió.

Del arranque de la temporada, Carlos Sainz se siente muy contento, y sobre todo por ese quinto puesto en Azerbaiyán, a un escalón de igualar su mejor registro en la F1, un cuarto puesto en Singapur en año pasado, que definió en su momento como "el día más importante de mi carrera". "Ha sido un buen inicio de temporada, pero el resultado de Bakú fue mucho mejor. A partir de ahora, hay que seguir empujando y mejorando el coche y aprendiendo, para poder repetir los resultados de Bakú", señaló.

"En Azerbaiyán tuvimos suerte con algunos accidentes y abandonos. Nuestro objetivo es ser el cuarto equipo. Parece que Force India está recuperando terreno. Aún no estoy al 100% en el coche. Tengo que probar cosas a las que adaptarme y tengo que adaptar el coche a mi estilo. Estoy trabajando muy duro. En cuando encuentre ese equilibrio en el coche, cuando adapte el coche a mí, vendrán los resultados solos", explicó el madrileño.

Se le preguntó, aprovechando que compartía escenario con Fernando Alonso, si preferiría una victoria en Le Mans o en la F1. Carlos Sainz lo tiene claro: "Ganar dentro de cuatro días suena muy bien para mí. Tengo muchas ganas de vencer en casa. Cada vez que me entreno y me voy a la cama pienso lo mismo: ganar una carrera de F1 y un campeonato. Quizá en 10 o 15 años el sueño se torne a Le Mans. Dudo que cambie. Ahora solo está en mi mente la F1 y ganar"