También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Fin de Semana'

Rachel, la mujer negra que resultó ser blanca

Escucha la historia de Rachel, la mujer blanca que se hizo pasar por negra.

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La historia de Rachel Dolezal no tiene desperdicio.

Rachel es una mujer de 40 años que se crió en Montana, Estados Unidos. Es blanca y de padres blancos, pero siempre ha dicho que era negra. Se siente así.

El caso es que ella, a lo largo de los años, ha ido cambiando su físico para parecerse cada vez más a una persona de color. De hecho, su implicación por defender los derechos de los negros hizo que adquiriese puestos de responsabilidad en asociaciones que tenían este fin.

Pero lo que la sociedad no perdonó es que mintiese en su identidad. Tal era su deseo de ser una persona negra, que ocultó sus orígenes hasta que en 2015 la verdad salió a la luz y sus padres biológicos salieron a los medios para confirmar que provenía de una familia de padres blancos.

Las fotos de Rachel de joven no dejan lugar a dudas. La chica rubia de ojos claros que aparece sonriente mientras crecía en una familia amish, no tenía nada que ver con la mujer negra o mestiza que pretendía ser. Todo se derrumbó como un castillo de naipes para Rachel, que en aquel momento dirigía una asociación nacional para la promoción de la gente de color de Spokane, la ciudad en la que vive.

Rachel fue despedida de su puesto y fue víctima de un gran escarnio público.

En el documental de Netflix “The Rachel divide” (“La división de Raquel”), ella explica el gran dolor que este linchamiento público ha supuesto en su vida.

En una de las secuencias, agradece a una amiga que siga visitándola, a pesar de las críticas que recibe:

En los platós de televisión, las radios, los periódicos y en las calles se hablaba de la mentira que había alimentado durante años Rachel Dolezal. Los argumentos a favor y en contra de que una persona pudiese sentirse de una raza diferente a la que había nacido salieron al debate público.

La pregunta crucial era si la sociedad podría aceptar a un tipo de persona que surgía con esta historia: la persona transracial.

La familia de Rachel empezó a estar en primer plano de todo el debate público. Los americanos pudieron conocer que ella procedía de una familia con muchos problemas internos. Sus padres adoptaron a cuatro hermanos negros que criaron junto a los hijos biológicos que tenían, pero la formas que utilizaban para educarles no eran las idóneas. De hecho Rachel, además de poner distancia con ellos cuando pudo, pidió ser tutora de uno de sus hermanos porque los castigos físicos eran para ella completamente insoportables.

Lo más visto