También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Fin de Semana COPE '

12 horas por 3 dólares fabricando la ropa en India

El documental "Machines" refleja la explotación a los trabajadores de India que fabrican ropa. 

  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

En Fin de Semana COPE hemos recogido el contenido del documental “Machines”, donde se hace un reflejo de la explotación que sufren muchos trabajadores que fabrican la ropa que vestimos.

Cristina López Schlichting ha recordado que su director, Rahul Jain, sabe bien de lo que habla, a pesar de tener solo 26 años. De origen indio, quiso rodar en la región de Sachin, a unos 200 kilómetros de Mumbai, lo que sucede en las fábricas que hacen las materias para las grandes cadenas del sector de la moda.

Lo que allí sucedía le resultaba familiar. Su propio abuelo tenía una de esas fábricas y de pequeño había estado en ella muchas veces. Pero al comprobar esa realidad con los ojos de un adulto, se sintió realmente culpable por lo que había vivido. Pudo vencer el miedo que le producía saber que todo aquello iba a salir a luz porque entendió que las circunstancias de trabajo de aquellas personas eran, literalmente, inhumanas.

Hablamos de jornadas de trabajo de 12 horas al día con salarios que rondan los tres dólares por ellas.

En el documental, que ha sido merecedor del Premio a Mejor Fotografía en Sundance, podemos escuchar sobre todo los sonidos de esas máquinas, con las que trabajan personas que justifican sus condiciones laborales para no perder sus trabajos.

Condiciones precarias, pocas seguridad...pero ellos aseguran que nadie les presiona. Cada uno de ellos trabaja hasta caer exhaustos, en jornadas laborales interminables, diluyendo su humanidad entre cada ritmo de las máquinas que les rodean.

Pasan los años y las condiciones de trabajo en este sector no han mejorado. Miles de personas cada día siguen arriesgando su salud y muchas pierden la vida haciéndolo, entre otras causas por la exposición a productos tóxicos y técnicas peligrosas de los procesos de fabricación.

Pueden tener dolores crónicos, problemas respiratorios, desmayos, pero eso no les importa a sus dueños y tampoco a tí y a mí, que seguimos comprando y comprando la ropa que ellos producen.

Rahul Jain, el director del documental, habló de las posibles soluciones en una una entrevista para Documenta Madrid: “Por supuesto que el Gobierno impone ciertos límites a las fábricas, pero saben encontrar las lagunas legales. Entonces es cuando entra en escena la corrupción. Es parte íntegra del problema. Todas estas con cuestiones sociológicas y gubernamentales que deberían tener una respuesta por parte de los legisladores. Por supuesto podemos pedirles que realicen cambios, pero cuando hay dinero de por medio, el resto carece de importancia”.

Reconoce que es desesperanzador lo que dice, pero como conocedor de este tema, ve las posibles soluciones muy complicadas: “Los únicos que pueden lograr el cambio son los consumidores. Pueden dejar de comprar cosas indias porque tiene efectos negativos en el medio ambiente, entonces mucha gente perderá su trabajo. No es un problema fácil de resolver. No es ni blanco ni negro, hay mucho gris en medio”.

Quizás una posible solución sea que los trabajadores puedan defender sus derechos en sindicatos, que presionen para mejorar sus salarios y sus horarios. Y de alguna manera, con denuncias como hablar de estas situaciones, consigan hacerlo.

No obstante, lo que queda claro es que nadie debería arriesgar su salud ni su vida por el simple hecho de trabajar. 

Lo más visto