También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Alfonso y Rocío, unidos de nuevo por el amor tras el divorcio

Ambos cuentan su historia de dolor, separación y retorno al amor en el programa de Cristina López Schlichting

 
  • COPE

El amor también entiende de segundas oportunidades. Y si no, que se lo digan a Alfonso de Julios y Rocío Costas. Este matrimonio decidió separarse después de varios años casados. Sin embargo, tiempo después comprobaron que no podían vivir el uno sin el otro. Se volvieron a enamorar, ahora siguen juntos y este sábado en el programa Fin de Semana de Cristina López Schlichting han contado su historia. 

"La crisis nos ha fortalecido", aseguran nuestros dos protagonistas, que se conocieron en una hermandad de Sevilla. "Nos conocimos en un besamanos de la Vírgen cuando aún éramos estudiantes. Tuvimos un noviazgo de seis años movidito porque los dos tenemos carácter, pero decidimos casarnos en diciembre de 1994". 

Pero a los veinte años, decidieron divorciarse. "Yo no quería llegar a la separación. Yo siempre digo que me divorciaron", dice con una sonrisa Alfonso. "Yo era la que estaba segura", ha contado a continuación Rocío, que se arrepiente solo a medias de esta decisión. "Pero el divorcio ha sido como un revulsivo que ha cambiado nuestras vidas. Yo por entonces quería salir, liberarme, conocí a una tercera persona... Creía que no merecía la pena luchar por lo que teníamos Alfonso y yo". Durante la crisis matrimonial, a Rocío le llegó otra mala noticia. "Me diagnosticaron un cáncer de mama. Empecé a sangrar por el pecho, pero yo pensaba que era de los nervios de todo el proceso de divorcio". Y eso, cree ella, le hizo cambiar de idea con respecto a Alfonso. "Después de operarme, me fui a casa de mis padres. Todo el proceso fue como un paréntesis, como si Dios me diera tiempo para pensar. Alfonso se hizo cargo de los niños y de la casa". señala Rocío, un gesto que para ella significó mucho. "No quería tener para la siempre la herida de no haber hecho lo que tenía que hacer. El deber es el deber. Tenía que hacerme cargo de los hijos y llevar mi casa. Ser un padre de familia haciendo cosas que antes no había hecho", ha razonado Alfonso. 

Tras este duro proceso, Julia se dio cuenta de que se había equivocado y volvió a casa. "Las cosas se acaban perdonando y olvidando. Hay que vaciarse por dentro y comenzar de nuevo. Como si fuera el año 89. Y quererlo de nuevo, valorar sus gestos y saber las cosas que nos unen". 

Y en 2016, Alfonso y Rocío se casaron de nuevo. Esta vez con sus hijos presentes, que se muestran muy orgulloso por la reconciliación de sus padres. Tras su experiencia, Alfonso da un consejo a toda persona que esté enamorada.  “Que cuide del otro con los cinco sentidos y todos los días”. 

Lo más visto