También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Ha vuelto la extorsión al País Vasco con Gure Esku Dago?

Gure Esku Dago se traduce al castellano como “está en nuestras manos” y es el nombre de una plataforma soberanista que reclama el derecho a decidir en Euskadi.

Decenas de miles de vascos unen las capitales en favor...
Inicio de la cadena humana en el paseo de La Concha de San Sebastián convocada por Gure Esku Dago en favor del derecho a decidir de Euskadi. EFE
  • COPE. es

Tags

Y es la organizadora e impulsora de cadenas humanas para reivindicar ese derecho soberanista de Euskadi. Cadena, por cierto, que enlazaba las tres capitales vascas y recorría el centro de Vitoria el pasado 10 de junio. Días antes voluntarios de esta organización, denuncia el PP, realizó un "envío masivo" de cartas a hosteleros de la capital alavesa en la que se les solicitaba la aportación voluntaria  del 10 % de las ganancias de ese día. A cambio, "Gure esku dago" se ofrecía a decorar las calles y los bares, y a organizar distintas actividades. 

Para el PP, esta carta "evoca los años más oscuros y asquerosos de la extorsión que han sufrido hosteleros de la comunidad autónoma" para "no ser señalados como quienes no colaboraban" con la izquierda abertzale.

Carta enviada a los hosteleros de Vitoria por Gure Esku...

Carlos Herrera en su editorial de este jueves hacía alusión a esos tiempos, al recuerdo de las mismas prácticas que tanto sufrieron empresarios del País Vasco en los años de plomo de ETA. "De nuevo, los cachorritos. Los cachorritos de los rescoldos y apoyos de ETA camuflados en una plataforma que se llama Gure Esku Dago, que son los que organizan las cadenas humanas, como la del otro día entre Bilbao, San Sebastián, Vitoria y tal y que cual, pidiendo... Pues eso, la autodeterminación y tal y cual y esto y lo otro. Se han dedicado a pasar cartas a representantes, perdón, a locales hoteleros, bares, etcétera, etcétera, pidiéndoles el 10% de sus ganancias durante la cadena humana. O sea, la extorsión. Eso es extorsión. Eso es coacción. Eso es una rémora de aquellas prácticas, ya saben ustedes, de impuestos revolucionarios así llamados de hace no demasiado tiempo.

Además, dicen: “Les irá a visitar para conocer su respuesta uno de nuestros representantes”. Lo más normal es que le tiren por la cabeza el material decorativo del acto independentista que, además, te quieren colar. Pero hay que tener arrestos para hacerlo. El 10%. Me tiene que dar usted el 10% de su recaudación como bar. ¡Qué tíos! ¡Qué tíos! ¿A qué nos recuerda esto?"

Su defenda del derecho a decidir ha cosechado, incluso, la oposición de Podemos Euskadi. Su portavoz, Andeka Larrea  ha afirmado que "nunca" apoyará el derecho a decidir si es para ejercer una "vía unilateral" hacia la independencia, aunque considere "legítima" esa opción, de hecho, Podemos Euskadi no respaldó como partido la cadena humana.

Tras la repercusión y repulsa que ha supuesto el conocimiento de la extorsión a los hosteleros, Gure Esku Dago ha pedido perdón y asegura, como se puede leer en su web, que "no sólo entrelazamos las manos para movilizamos a favor del derecho a decidir, también lo hacemos para defender la democracia y nuestros derechos fundamentales, civiles y políticos. Hemos puesto la vista en ese futuro que soñamos para seguir construyéndolo desde hoy".

Lo más visto