También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Turismo en la Semana Santa de 2018: Mucha nieve y poca playa

Se estima que la ocupación se sitúe en torno al 79%, ligeramente inferior a la del año pasado, apenas cinco décimas. Está previsto que en los alojamientos en las estaciones de esquí se dispare 17 puntos.

Nieve en O Cebreiro
Una familia disfruta de la nieve en O Cebreiro | eliseo trigo | EFE

Hoy es el día en el que muchos españoles hacen las maletas y comienzan a disfrutar de las vacaciones de Semana Santa. Unas fiestas siempre marcadas por la fuerte tradición, pero que este tiene otro protagonistas: la nieve. Con lo que ha nevado, sobre todo en el último mes, está previsto que la ocupación en los alojamientos de esquí se dispare. Se espera que suba 17 puntos con respecto al año y se sitúe en el 81%, por encima de la media general, que esta Semana Santa estará en torno al 79%, ligeramente inferior (apenas cinco décimas) a la de 2017.

Las comunidades con mejores perspectivas son, por supuesto Canarias, País Vasco y La Rioja. Muy de cerca le siguen Extremadura, Andalucía y Navarra.

El turismo de costa es el gran perjudicado. Por las condiciones meteorológicas y porque Semana Santa se celebra pronto este año. Los alojamientos hoteleros caen siete puntos. Recordemos que el año pasado cayó casi en la segunda quincena de abril. De hecho, debido a esto a muchos hoteles de zona costera no les es rentable abrir diez días en marzo, cerrar, y volver a abrir en mayo, por lo que la oferta también es escasa. Cuando la Semana Santa se retrasa algo más sí que adelantan la temporada. Este descenso en el de costa hace que suba otro tipo de turismo, como es el caso del rural. Se espera una tasa de ocupación del 80%. Las perspectivas suben cuatro puntos con respecto a 2017. Los destinos favoritos para desconectar en la naturaleza serán este año Extremadura, La Rioja y Navarra.

 

Barcelona cae

En la Ciudad Condal se espera una tasa del 79% frente al 92% del año pasado. A pesar de ello, y como venimos contando estos días, el turismo en Cataluña se está recuperando. Los últimos cinco meses de 2017 fueron fatales para el sector en la comunidad. Por el desafío independentista, la huelga del aeropuerto de El Prat y también por los atentados de Barcelona y Cambrils. Los hoteleros están convencidos de que cuando reine la normalidad en Cataluña, el turismo volverá a niveles de hace un año y, sobre todo Barcelona, recuperará esa posición pionera en el sector.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado