También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JUICIO ESTAFA

Tres años de prisión por estafar 53.000 euros a una mujer en una red social

Vigo, 16 may (EFE).- La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra ha condenado a tres años de prisión a Adrián D.I., un varón que creó un perfil falso en la red social Badoo con el que sedujo a una mujer a la que estafó 53.081,20 euros.,Las partes implicadas en el caso han llegado a un acuerdo en la vista de conformidad celebrada esta mañana y en la que el encausado se ha mostrado conforme con la pena impuesta por la Audiencia, con sede en Vigo.,La sentencia, que ha sido dictada "in voce" y d

  • Agencia EFE

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra ha condenado a tres años de prisión a Adrián D.I., un varón que creó un perfil falso en la red social Badoo con el que sedujo a una mujer a la que estafó 53.081,20 euros.

Las partes implicadas en el caso han llegado a un acuerdo en la vista de conformidad celebrada esta mañana y en la que el encausado se ha mostrado conforme con la pena impuesta por la Audiencia, con sede en Vigo.

La sentencia, que ha sido dictada "in voce" y declarada firme al renunciar las partes a presentar un recurso, contempla, además, el pago a la víctima de una indemnización idéntica a la cantidad estafada, con los intereses legales procedentes.

El condenado también deberá indemnizar a la perjudicada, por los daños psíquicos causados y los días de curación, con la cantidad de 9.000 euros.

Además, Adrián D.I., que ha sido culpado de un delito continuado de estafa, deberá hacer frente a nueve meses de multa con una cuota diaria de 5 euros y a las costas procesales.

Con todo, se ha impuesto una rebaja con respecto a la condena solicitada en un inicio por la Fiscalía, que se fijaba en cuatro años de cárcel.

Según consta en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, el acusado se hizo pasar por un vecino de Arteixo de 26 años y de nombre Anxo, que trabajaba en Inditex.

A través de un falso perfil en la red social Badoo, atrajo a la víctima, S.G.R., con la que fingió iniciar una relación primero de amistad y luego sentimental, que se desarrolló siempre por medios telemáticos y telefónicos.

A ella le contó que era huérfano tras morir sus padres en un accidente de tráfico y que padecía una extraña epilepsia cuya medicación, que traía de Estados Unidos, costaba 6.000 euros al mes.

Una vez se ganó su confianza, relata el escrito de acusación, empezó a pedirle dinero con diferentes excusas, a lo que ella accedió durante dos años mediante diferentes transferencias que ascendieron a los citados 53.081,20 euros.

La mujer, como consecuencia de todo lo anterior, desarrolló un trastorno por estrés postraumático en grado moderado y precisó un tratamiento especializado.

Lo más visto